A la búsqueda de neandertales en la Galería de las Estatuas

M.L.M. (ICAL)
-

60 investigadores trabajarán en Atapuerca solo los yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril (Sima del Elefante y Gran Dolina) y Cueva Mayor (Galería de las Estatuas, Portalón y Sima de los Huesos) y Cueva Fantasma del 1 al 25 de julio

El patronato de la Fundación Atapuerca se ha reunido hoy. - Foto: Luis López Araico

La campaña de excavaciones en los yacimientos de Atapuerca abrirá la Galería de las Estatuas "para intentar conectar los exteriores de las cuevas con su interior" en la búsqueda de neandertales. Así lo desveló hoy el codirector del equipo de investigación de Atapuerca (EIA) y vicepresidente de la Fundación Atapuerca, Eudald Carbonell, tras la primera reunión, vía telemática, que celebró el Patronato de la institución durante el presente ejercicio.

Galería de las Estatuas está a unos 350 metros de la actual entrada a Cueva Mayor (que comprende tres diferentes yacimientos: el Portalón, la galería de las Estatuas y Sima de los Huesos). Los investigadores consideran que sería muy interesante saber si por debajo del nivel 5 existen niveles fértiles a nivel arqueopaleontológico que podrían dar información sobre cómo vivían los neandertales en la meseta durante el último interglacial hace 125.000-130.000 años.

En este sentido, Eudald Carbonell calificó la noticia de "fantástica" dado que al abrirse este yacimiento de Galería de las Estatuas "se intentará conectar el exterior de la cueva situada encima de Elefante con el interior de Cueva Mayor para buscar los neandertales". Carbonell explicó que "para ordenar las excavaciones, lo más importante es abrir los portales de las cuevas" y recordó que "hace tiempo se hicieron perforaciones con testigo continuo y se localizaron la entrada de la sala de las Estatuas, cuya entrada está taponada y ahora se destaponará". Ello permitirá, dijo, "conectar la excavación de Estatuas del interior con la exterior" y apostilló que "lo mismo ocurrirá en el futuro con Elefante y en Gran Dolina".

El yacimiento de Galería de las Estatuas será uno de los seis en los que se trabajará en la edición de este verano, que también ve mermada su duración y la participación de investigadores en un 20 por ciento de la plantilla habitual, pasando de alrededor de 40 días a 20, en concreto, desde el 1 hasta el 25 de julio por motivos de seguridad ante las consecuencias de la COVID-19.

Un total de 60 investigadores trabajarán solo cinco de los yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril (Sima del Elefante y Gran Dolina) y Cueva Mayor (Galería de las Estatuas, Portalón y Sima de los Huesos) y Cueva Fantasma del 1 al 25 de julio. En esta línea, Carbonell reconoció que será un "año difícil" que se ha visto "severamente afectado" porque hay "una merma muy significativa", con un total de 60 investigadores -44 de ellos doctores- que trabajarán solo cinco de los yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril y Cueva Mayor, siendo "la concentración de doctores por metro cuadrado más grande de la historia de las excavaciones arqueológicas en el mundo", exclamó.

"Hay una merma importante pero la eficiencia será directa al haber organizado turnos", dijo, y agregó que "cada excavación será autónoma" y "tendrá una autonomía operativa", coordinada por el EIA pero "tendrá un funcionamiento para que se agrupen menos de siete excavadores en un lugar".

Los yacimientos de la Cueva Mayor son además de la Galería de las Estatuas, el Portalón y Sima de los Huesos, donde según aseveró Carbonell, también se trabajará este verano. "En la Sima se trabajará en seguridad los quince primeros días", precisó, y también en Portalón, que se encuentra en la entrada de Cueva Mayor y donde desde la campaña de 2014 se está excavando un nivel Neolítico. 

Trinchera del Ferrocarril. Por otro lado, Eudald Carbonell señaló que uno de los "inconvenientes" de esta campaña de excavación es que los objetivos se han centrado científicamente en La Trinchera del Ferrocarril y van dirigidos al yacimiento de Sima del Elefante, donde ya se han excavado en los niveles inferiores en donde apareció el primer europeo.

Aquí, apuntó, "se está realizando un sondeo en la parte inferior, con más de 1,3 millones de años" y se pretende saber "cuándo este depósito se acaba". "Con mucha probabilidad este año conoceremos el final de la primera bajada de la secuencia de Elefante y llegaremos a la base del yacimiento", manifestó. El objetivo de esta campaña consiste en abrir la máxima superficie posible del nivel TE7. De este modo, la ampliación de la excavación de este nivel permitirá la recuperación de un mayor número de restos fósiles, así como conocer mejor el proceso de acumulación de estos.

En la Trinchera del Ferrocarril también se encuentra el yacimiento de Galería (a unos 50 metros del yacimiento de Gran Dolina) pero, según avanzó hoy el científico, este año no se va a excavar y recordó que en la campaña de pasado año "se quedó todo uniforme".

Sin embargo, Carbonell confirmó que si que se excavará en el yacimiento de Gran Dolina, uno de más famosos de la Trinchera del Ferrocarril por el descubrimiento de una nueva especie, el Homo antecessor. "En Gran Dolina estamos en un espacio de 50 metros cuadrados de excavación", dijo Carbonell.

Al tiempo, confirmó que Cueva Fantasma también será otro de los yacimientos en los que los científicos excavarán este mes de julio, donde se continuará haciendo un sondeo de una secuencia de 18 metros cuadrados para su excavación en extensión, una vez terminados en la campaña de 2019 todos los trabajos de ingeniería y adecuación pertinentes, incluida la construcción de la cubierta del yacimiento.

Patronato de la Fundación. El Patronato de la Fundación Atapuerca se reunió hoy telemáticamente, bajo la presidencia de Antonio Méndez Pozo, para aprobar sus cuentas de 2019 e informar sobre la marcha de la Fundación en 2020, que presenta un superávit de 17.733 euros. En este contexto, Méndez Pozo subrayó la "transparencia" de la Fundación con una auditoría voluntaria que refleja las cuentas de cada año.

Asimismo, destacó el cumplimiento de los fines de apoyo a la investigación y de difusión científica de la Fundación en un 98,63 por ciento, así como su agradecimiento a los patronos por su "apuesta", dando la bienvenida a tres nuevas incorporaciones, que son Bankia, Reale y L’Oréal. Al mismo tiempo, solicitó el "máximo rigor" en las visitas a los yacimientos durante esta etapa de postcovid. "Es fundamental ser contundentes con las medidas que recomiendan los sanitarios y dar ejemplo", exclamó.

Por su parte, el director general de la institución, Javier Gutiérrez, relató que la Fundación Atapuerca ha trabajado en los aspectos relacionados por un lado, con la seguridad y por otro con la organización administrativa y documental. Se ha realizado una evaluación de puestos de trabajo, un plan de prevención, un plan de contingencia para prevenir la COVID-19 y se ha contratado la presencia de un técnico de prevención de riesgos laborales que desarrollará sus funciones en los yacimientos.

En la página web se ha puesto en marcha un área privada para que cada participante en la excavación de este año disponga de toda la documentación formal. Respecto a los patrocinadores habituales de campaña, continúan con sus apoyos. Como todos los años, durante la campaña, buena parte del equipo de gestión de la Fundación se dedica a la organización, la logística, la comunicación, la gestión de visitas especiales y actos institucionales, así como a tareas de divulgación relacionadas con las excavaciones.

Iniciativas de fomento de la investigación, difusión y didáctica. En la línea de investigación destacaron el programa de ayudas para investigación científica a miembros del EIA, que actualmente cuenta con siete beneficiarios, cuatro predoctorales y tres posdoctorales. Desde enero del 2000 a enero de 2020, la Fundación ha facilitado 78 ayudas a miembros del EIA que han estudiado o están estudiando la información obtenida en la exploración de los yacimientos de la sierra de Atapuerca, para profundizar en el conocimiento de la evolución humana. De estos investigadores 44 ya han leído sus tesis doctorales, y muchos trabajan en centros de investigación o universidades de todo el mundo.

En este año se han abordado nuevos proyectos internacionales en Sur del Caúcaso, Azerbaiyán e India. En esta línea, la Junta de Castilla y León ha concedido a la Fundación Atapuerca dos proyectos de investigación en la provincia de Burgos: dataciones del complejo Kárstico de Ojo Guareña y una campaña de excavación en Covaneria (Merindad de Sotoscueva). Se desarrollarán en 2020 bajo la dirección de Ana Isabel Ortega Martínez, que cuenta con la participación de otros investigadores del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh), de la Universidad de Alcalá de Henares, de la Universidad Complutense de Madrid y del Grupo Espeleológico Edelweiss (GEE).

La Fundación Atapuerca cedió el pasado abril de 2019 al Ayuntamiento de Bedmar y Garcíez (Jaén) las exposiciones Arco iris de la evolución humana, Darwin y el nacimiento del evolucionismo, Arqueología en clave de género y Sexo en piedra. Esta colaboración se ha extendido y dichas exposiciones se podrán ver en el centro Paleomágina (Centro de Investigaciones prehistóricas de Sierra Mágina, Bédmar, Jaén) hasta el 30 de septiembre de 2020.

El Fondo Documental Emiliano Aguirre comenzó a dar sus primeros pasos en abril de 2019. Este año se sigue analizando todo el material que hay en la Fundación y se está trabajando en la creación de una plataforma a fin de que el resultado de este trabajo pueda ser accesible a todos los interesados desde la página web de la Fundación. Estos trabajos se han visto interrumpidos en estos meses, pero en las próximas semanas se retomarán. El proyecto se está llevando a cabo con la colaboración de la Fundación Cajacírculo y Fundación Ibercaja que apoyan el desarrollo del 'Fondo Documental Emiliano Aguirre'.

La ya tradicional Marcha ‘Tres patrimonios, una marcha’ celebrará su tercera edición en otoño, en colaboración con la Fundación del VIII Centenario de la Catedral de Burgos y la Diputación provincial. Finalmente, la Fundación colabora con la Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos para dar contenido sobre Atapuerca a la exposición ‘Orígenes’, que se exhibirá en Toledo.