Cajacírculo demandará a Villarcayo por 45.000 euros de deuda

G.A.-A.C.
-

La fundación acusa al alcalde de tomarles el pelo y darles largas con el alquiler del Hogar de Jubilados

Cajacírculo demandará a Villarcayo por 45.000 euros de deuda

El incumplimiento de los términos económicos del convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Villarcayo y la Fundación Cajacírculo en diciembre de 2016, días antes de que se presentara una moción de censura contra el exalcalde, Miguel de Lucio, podría acabar en los tribunales. El Consistorio debe a la fundación 45.000 euros, a razón de 15.000 anuales que se comprometió a abonar durante tres años para sufragar los gastos de mantenimiento del Hogar de Jubilados de la entidad y la fundación ya ha ordenado a sus abogados que «inicien las acciones legales correspondientes». Su intención es reclamar, no solo la deuda, sino también «daños y perjuicios por el tiempo que el local ha estado vacío -desde mayo- y los intereses y las costas».
El pasado mes de mayo Cajacírculo se vio obligada a cerrar el Hogar del Jubilado, «porque no podíamos seguir asumiendo los gastos que generaba sin que el Ayuntamiento nos los abonara», según explican desde la fundación. Entonces se envió un burofax al Consistorio, en el que se le comunicó la deuda e invitó a negociar. Desde la fundación afirman que se le ofreció pagarla «en cómodos plazos» e incluso una opción de compra.
Pero pasadas las elecciones municipales, el alcalde, Adrián Serna, «siempre dio largas después de comprometerse a través de un documento al inmediato pago de 30.000 euros y suscribir un contrato de arrendamiento», añaden. Para su sorpresa, supieron que el Consistorio estaba negociando también con la Fundación Cajaburgos para reabrir sus instalaciones tras la publicación en DB de lo manifestado por el alcalde en el último pleno. Entonces desveló su preferencia por la propuesta que Cajaburgos había realizado al Consistorio y ante ello, desde Cajacírculo le han mostrado su «indignación» y manifestado que se sienten «manipulados y engañados» después de «haber mostrado nuestra colaboración para llegar a un acuerdo».
Ante esta situación, el alcalde afirma que «esta deuda es una obligación contraída y el Ayuntamiento de Villarcayo va a pagarla», tanto si llega a un acuerdo final para reabrir el local de Cajacírculo como si opta por el de Cajaburgos para dar servicio a los mayores de la localidad. Serna admite que había alcanzado un preacuerdo con Cajacírculo para abonar 30.000 euros en un solo pago más 3.000 anuales durante cinco años que se vendrían a sumar a los 15.000 de gastos de mantenimiento, lo que daría un montante anual de 18.000 durante el próximo lustro.
De decantarse por la sede de Cajaburgos afirma que se abonarían los 45.000 euros en un solo pago. Pero antes, «el pleno debe aprobar un «reconocimiento extraoficial de créditos, porque en su día Miguel de Lucio no firmó un decreto de Alcaldía previo al convenio y ningún secretario municipal nos ha permitido pagar esta cantidad», según asegura Serna. El regidor señala que si no se ha aprobado antes este reconocimiento extraoficial de créditos ha sido, «porque se estaba negociando», a lo que añade que su posición es la de «defender el mejor acuerdo para dar servicio a los mayores de Villarcayo».