El PSOE se compromete a cerrar El Encuentro

G.G.U.
-
El PSOE se compromete a cerrar El Encuentro - Foto: Jesús J. MatÁ­as

Daniel de la Rosa se ha comprometido a conseguir que la Junta vuelva a apoyar el programa dual para conseguir más viviendas sociales al cabo del año e integrar a las 40 familias que aún viven en el poblado chabolista, único de Castilla y León

El candidato del PSOE a la alcaldía, Daniel de la Rosa, ha afirmado esta mañana que su primer objetivo en materia social será acabar con el poblado chabolista de El Encuentro, que se creó como una solución temporal para las familias gitanas que vivían en Las Tejeras (en las traseras de la actual casa cuartel de la Guardia Civil, en la avenida de Cantabria) y el próximo junio cumplirá 26 años con más de 37 familias y una población que no deja de aumentar y ya ronda las 150 personas, muchas más de las que se instalaron en 1993.

Sin embargo, para ello necesita del apoyo de la Junta de Castilla y León, que en 2012 dejó de aportar fondos para la erradicación del chabolismo, por lo que de la Rosa ha afirmado que recuperará "el apoyo del gobierno autonómico para la compra de viviendas" que deberían facilitar el realojo de las familias, según el modelo empleado -con éxito- para desmantelar Bakimet. "Aquella fue una experiencia clave y suficiente", ha dicho la número 4 en la lista del PSOE, la abogada Sonia Rodríguez, que ha acompañado a de la Rosa en la comparencencia. "Necesitamos que las familias perciban que va a ser una acción concluyente y definitiva", han dicho, matizando que uno de los problemas detectados en El Encuentro ha sido que, al existir el poblado, familias que habían sido realojadas en una vivienda convencional han decidido regresar por diversas causas: dificultad para adaptarse al día a día en un piso y comunidad de vecinos, dificultades económicas azuzadas por la crisis... 

En otros muchos casos, sin embargo, la integración ha sido un éxito, y de ahí que el PSOE proponga reforzar el programa dual de vivienda de la mano de la Fundación Lesmes y Promoción Gitana para poder erradicar el último poblado chabolista de la región. El ideal sería adquirir diez viviendas al año, aunque de la Rosa no ha ocultado que ese es "un objetivo muy ambicioso".