scorecardresearch

Un anticonceptivo que se aplica «sin dormir a la paciente» sustituirá a la ligadura de trompas

A.G. / Burgos
-

Las jornadas de Cirugía Endoscópica en Ginecología le dedican una sesión. En 2012 se pusieron 11. Cada uno vale 1.000 euros

Los ginecólogos Modesto Rey y Javier M. Guisasola (derecha). - Foto: Jesús J. Matías

La ligadura de trompas como anticonceptivo definitivo está a punto de pasar a la historia. Pronto será sustituido por un método que se aplicará a la paciente «sin dormirla», según explicó el jefe del servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), Javier Martínez Guisasola. Este nuevo sistema, que se estrenó aquí en diciembre de 2012 con su implantación a 11 mujeres mediante histeroscopia (a través de la vagina), será abordado en las VI Jornadas de Cirugía Endoscópica en Ginecología que se celebran mañana y pasado.

«El planteamiento es que a lo largo de este año vayamos modificando las indicaciones de la ligadura de trompas por laparoscopia (a través del abdomen). Este nuevo sistema es un muelle que se coloca -accediendo a través de la vagina- en la conexión de la trompa de Falopio al útero y se pone sin necesidad de abrir ni dormir a la paciente», explicó. Además de los 11 primeros se van a colocar otros 8. Cada uno tiene un precio aproximado de 1.000 euros, «por lo que a determinadas edades puede compensar no ponerlo, no tiene contraindicaciones, solo criterios sociosanitarios».

Por otro lado,  Modesto Rey, director de las jornadas, destacó cómo la cirugía endoscópica (sin ‘abrir’ al paciente) se aplica cada vez más en Ginecología por sus ventajas: menos dolor, menos fiebre, recuperación más temprana y menos gasto sanitario.