El Mirandés no quiere despertarse del sueño copero

R.C.G.
-

Los rojillos quieren seguir haciendo historia ante el Villarreal. Iraola confía en el buen momento de su equipo y en el factor campo para superar la eliminatoria

El Mirandés no quiere despertarse del sueño copero - Foto: Truchuelo

Cuando hace nueve temporadas el Villarreal se enfrentó al Mirandés en la Copa se vio sorprendido por un equipo del que por entonces apenas había oído hablar. Ahora el submarino amarillo sabe a lo que se enfrenta esta noche (21.00 horas). Y es que el nombre de Anduva infunde respeto entre los grandes del fútbol nacional. No es para menos, porque ocho clubes de Primera han mordido el polvo en los últimos años ante los rojillos.    

El Mirandés ha vuelto a hacer historia clasificándose para cuartos, pero quiere más. Los dirigidos por Andoni Iraola están en un gran momento y no le temen a nadie. El cartel de favorito cuelga de la espalda del Villarreal pero "estamos ante una oportunidad que no se presenta normalmente y nosotros tenemos mucho que ganar y poco que perder", asegura el técnico vasco, quien confía en el factor campo para equilibrar la balanza. "Nos enfrentamos a un equipo que es mejor que nosotros así que nos podemos permitir menos errores que los que se pueden permitir ellos", afirma. 

Para este encuentro no están disponibles Carlos Julio y Vicente por lesión. Tampoco Sagnan, el último fichaje, ya que en su primer entrenamiento ha sufrido un percance en la rodilla del que aún está a la espera de conocer los resultados médicos. De esta forma el míster dispone de pocas variantes. Es posible que introduzca algún cambio, como el debut de Lizoain en la portería aunque en la pasada eliminatoria apostó por Limones. 

Consciente de la dificultad que entraña la eliminatoria, el Villarreal acude con todas sus estrellas a Anduva. El submarino sabe que está ante una oportunidad histórica de poder pelear por un título y no quiere dejarla pasar, ya que el club solo ha disputado una vez en su larga trayectoria una semifinal de Copa. "Si salimos al campo pensando que somos favoritos, nos arrepentiremos. Sabemos que la dificultad va a ser enorme porque el Mirandés está en cuartos por méritos propios", asegura Javier Calleja.