El verano arranca con un 37% menos de muertos en carretera

David Alonso
-

La Comunidad registra entre enero y junio la cifra de fallecidos en accidentes más baja de la historia, con 33 víctimas, 20 menos que el ejercicio anterior

Bomberos intervienen en un accidente de tráfico registrado en la Comunidad - Foto: Alberto Rodrigo

Castilla y León ha cerrado el mejor primer semestre de la historia en cuanto a víctimas de accidentes de tráfico se refiere, registrando 33 fallecidos entre enero y junio de este año. Una cifra que supone un 37 por ciento menos que las 53 vidas que las carreteras de la Comunidad se cobraron en el mismo periodo del año pasado. Según las cifras oficiales publicadas ayer por la DirecciónGeneral de Tráfico, y que abarcan desde el uno de enero al treinta de junio, la región se sitúa como la segunda que más ha descendido su mortalidad vial del conjunto de las autonomías. Desde que empiezan las estadísticas de siniestralidad en las carreteras tal y como se contabilizan hoy en día, en 1990, Castilla y León ha logrado anotar su mejor registro y acercarse un poco al reto de mortalidad cero en las carreteras.
Un fuerte descenso durante el primer semestre que contrasta con  la tendencia del último lustro, donde las víctimas mortales durante este periodo se habían estabilizado entre el medio centenar y las sesenta. De hecho, los 33 fallecidos de este año suponen casi la mitad de muertos en los arcenes de las carreteras de Castilla y León que los registrados entre enero y junio de 2017, cuando los siniestros viales se llevaron por delante 63 vidas.
Estas cifras llegan, precisamente, tras los primeros meses de implantación de la reducción de velocidad en carreteras convencionales aprobada por elEjecutivo central y que, desde el 29 de enero de este año, bajó de 100 a 90 kilómetros por hora la velocidad máxima en estas vías. Hay que recordar que Castilla y León tiene un amplísima red de carreteras convencionales para conectar un territorio tan extenso y que, por otra parte, tradicionalmente han sido los escenarios de los siniestros de tráfico.
A pesar de esto, la Comunidad sigue siendo la sexta región con mayor número de fallecidos, por detrás de autonomías como Andalucía (84),Cataluña (78), Galicia (47), Madrid (43), y la Comunidad Valenciana (38), que encabezan el ranking nacional publicado ayer. En el lado opuesto se encuentra Murcia y Cantabria, que con cuatro fallecidos cada una, fueron las regiones con menor número de víctimas mortales en el primer semestre. 
Consolidar las cifras

El director general de Tráfico, Pere Navarro, confió tras conocerse los datos en que se consolide la tendencia en la reducción de accidentes que reflejan los datos de la siniestralidad vial del primer semestre, y sostuvo que las medidas puestas en marcha en los últimos meses han podido contribuir a ese descenso. Así lo manifestó en la clausura de la I Jornada sobre la Seguridad en los Autobuses, organizada por Confebus y celebrada en la sede de la CEOE. Durante su intervención recordó que entre enero y junio se registraron en las carreteras de España 489 fallecidos, lo que representa un 9,77% menos (53 víctimas menos) que ese mismo periodo de 2018, cuando se contabilizaron 542.
«No podemos decir que estamos contentos» porque son 489 fallecidos y otras tantas familias afectadas», reconoció Navarro, pero el director general de Tráfico cree que los datos «podrían indicar que está variando la tendencia».