Aduriz dotará a Medina y Montija con cargadores de coches

A.C.
-

La firma trabaja también en un servicio integral de instalación y mantenimiento de aparatos particulares con tarifas planas

Aduriz dotará a Medina y Montija con cargadores de coches

La firma medinesa Aduriz Energía ha decidido seguir ampliando sus áreas de negocio dentro de la comercialización de electricidad y fibra para telecomunicaciones y adentrase en un nuevo sector con vistas al futuro, el de la recarga de vehículos eléctricos. Para ello proyecta instalar dos puntos de recarga públicos, uno en Medina de Pomar y otro en El Crucero de Montija, con capacidad para suministrar electricidad a dos vehículos simultáneamente en ambos casos. Serían los únicos de la comarca junto al ya instalado en Villasana de Mena.
Se trata de dos proyectos piloto con los que Aduriz persigue iniciarse en un «nuevo desarrollo tecnológico, aprender, adquirir experiencia, escuchar a los clientes y ver qué nos plantean» y a la vez dar visibilidad en la comarca a una opción de movilidad que en pocos años podría ser la mayoritaria, a tenor del último informe de la CNMC, según el cual en 2030, el 60% de los vehículos pueden llegar a ser eléctricos. El aparato proyectado en Medina de Pomar, cuyo coste podría alcanzar los 15.00 euros, será de carga semirápida con una capacidad de 22 kilovatios en cada una de sus entradas, lo que implica que un vehículo podrá llenar su batería en dos horas. En el caso de El Crucero de Montija, la inversión se iría a entre 40.000 y 50.000 euros, al tratarse de un aparato de carga rápida con hasta 50 kilovatios de potencia.
En este último caso, Aduriz ha elegido el cruce de caminos de Montija por su ubicación «estratégica» de paso para conductores de Medina de Pomar, Villarcayo, Espinosa e incluso el Valle de Mena. Además de ello, en El Crucero se dan las condiciones técnicas adecuadas para dotar al cargador con la potencia eléctrica necesaria, otra de las cuestiones clave a la hora de elegir los emplazamientos.
Mientras tanto, el Ayuntamiento medinés tiene previsto licitar la concesión del uso de suelo público en diferentes puntos de la ciudad para que empresas del sector interesadas instalen allí cargadores de vehículos eléctricos. Esta concesión estaría limitada a un periodo de 5 años prorrogable por otros 5. Aduriz estudiará las bases de este concurso, donde uno de los inconvenientes puede ser qué hacer con el cargador, pasado el periodo máximo de la concesión que son 10 años, en caso de perderla. En cualquiera de los casos, la empresa buscará emplazamientos de carácter público para su proyecto.

sector privado. A la vez también trabaja en el ámbito del sector privado, donde tiene previsto ofertar tanto la venta como el alquiler de cargadores a particulares, empezando por Castilla y León y el País Vasco. Su propuesta es la de dar un «servicio integral» y para ello el cliente tendrá incluida en una tarifa plana desde la instalación del cargador hasta el alquiler del mismo, pasando por un servicio de mantenimiento y atención 24 horas en caso de incidencias, así como el consumo de electricidad. Aduriz prepara paquetes que variarán su precio en función del número de kilómetros mensuales del vehículo. Así, en caso de alquilar el cargador, todo el servicio y la electricidad para un coche que circule 1.500 kilómetros mensuales y, por tanto, precise de 225 kilovatios hora, será de 76 euros mensuales, un coste mucho menor que el gasto en combustibles. Las tarifas para quienes adquieran el cargador por poco más de 1.000 euros bajarán a 46 euros mensuales por 1.500 km.  
Los cargadores que instalará Aduriz se podrán poner en marcha tanto con una tarjeta RFID de cada cliente como con la aplicación de teléfono móvil ‘Recarga Aduriz’, con la que también se podrá tener acceso a la recarga en más de 300 puntos públicos de la geografía nacional. La firma ya ha alcanzado un acuerdo con sus propietarios, de tal modo, que los clientes solo tendrían que cargar y realizarían el pago a través de su factura mensual.