PepsiCo invierte 17 millones en ampliar su centro logístico

José Daniel Maté
-

Cerca de 200 personas trabajarán en elevar hasta los 42 metros de altura sus instalaciones de la Aduana. Las obras comenzarán a principios de 2020

El actual centro de distribución, por el que diariamente pasan multitud de camiones, se elevará hasta los 42 metros de altura para ganar en capacidad de almacenamiento. - Foto: Luis López Araico

PepsiCo ha decidido seguir apostando fuerte por nuestra ciudad. La multinacional estadounidense, que opera aquí desde 1971, invertirá 16,7 millones de euros en la ampliación vertical de su actual centro de distribución, ubicado en el Centro de Transportes Aduana de Burgos. Las obras, en las que la compañía empleará a cerca de 200 personas, comenzarán a principios de 2020 y está previsto que estén concluidas en la primavera del año siguiente.

La multinacional estadounidense dispondrá en la carretera Madrid-Irún, en Villafría, de un innovador centro logístico que ocupará 4.600 metros cuadrados de superficie, los mismos que hasta ahora, pero contará con una construcción que alcanzará los 42 metros de altura.

La ampliación vertical permitirá a la compañía mejorar tanto la capacidad de producción como de exportación, gracias al nuevo sistema de almacenamiento automatizado y a una logística optimizada que, esperan, revierta en un mejor servicio al cliente.

La actuación que PepsiCo llevará a cabo en nuestra ciudad se enmarca dentro de la nueva visión de la compañía de ser líder en convenient foods (alimentos de conveniencia) y bebidas, y demuestra el compromiso de la compañía por seguir creciendo en el mercado español, en el que entró hace casi medio siglo, en 1971, con la adquisición de Matutano, que dos años antes había levantado en Burgos una planta de fabricación de aperitivos para abastecer al mercado nacional e internacional de patatas fritas y otros tipos de snacks.

En nuestra ciudad, además del citado centro de distribución, PepsiCo cuenta con una planta en la calle La Lora (polígono Burgos Este). Entre ambas instalaciones y el personal de oficina, la multinacional estadounidense emplea en Burgos a más de 700 personas.

PepsiCo llevaba tiempo queriendo ampliar su espacio de almacenaje en Burgos porque las actuales instalaciones se le quedaban cortas. De hecho, según fuentes consultadas por este periódico, hace unos meses buscaron un espacio de unos 10.000 metros cuadrados, pero no encontraron nada que reuniera las condiciones que demandaban.

Hace unos años, la compañía ya renovó y amplió su centro de distribución en la Aduana, pero ya no le quedaba superficie para ganar espacio de manera horizontal y, debido a la necesidad de aumentar su capacidad para dar respuesta a la mayor producción, ha decidido crecer verticalmente.

La Aduana se ha quedado pequeña tanto para sus inquilinos como para los interesados en ubicarse en el Puerto Seco. El consejo de administrador de Cetabsa confía en que este próximo mes de diciembre se apruebe el pliego para la contratación de las obras de ampliación del recinto, adjudicar los trabajos a una empresa ya en 2020 y tener listas las nuevas instalaciones antes de que acabe 2021. Un periodo demasiado largo para PepsiCo.

En la obra que elevará hasta los 42 metros la altura de la nave que la compañía tiene en Villafría trabajarán cerca de 200 personas durante el próximo año y medio. Si todo avanza según lo previsto, los trabajos comenzarán a principios del próximo año y estarán concluidos para la primavera de 2021.

El nuevo centro de distribución, que permitirá una operación logística más ágil y optimizada y ofrecer un mejor servicio al cliente, conllevará un aumento de la exportación a otros mercados de PepsiCo. En la actualidad, la multinacional estadounidense ya exporta el 18% de lo que produce a países como Francia, Italia, Portugal, Grecia, Chipre, Bélgica y Holanda.