La marca de teléfonos móviles Wiko crea 25 empleos en Briviesca

M.J.F. / Briviesca
-
Un joven briviescano desmontando un móvil para proceder a su reparación. - Foto: M.J.F.

El diseño, desarrollo de gama de producto y adaptación de software de los dispositivos se realizan en Francia y la fabricación en China. A La Bureba se han traído el servicio técnico y la atención telefónica para España y Portugal

La marca de teléfonos inteligentes Wiko, con origen en Francia y con manufactura china, ha implantado en Briviesca su servicio técnico y de atención al cliente para España y Portugal, dando empleo a un total de 25 personas. La compañía ha contratado a gente esencialmente joven, con formación técnica y de ambos sexos. Además, una parte son portugueses residentes en la capital burebana a los que se ha contratado para atender en su lengua materna a los usuarios lusos que van en aumento.
Anteriormente, el servicio técnico se encontraba en las instalaciones centrales de Wiko en España, en el Parque Tecnológico de Álava, pero al hacerse necesaria una ampliación se optó por Briviesca porque varios técnicos de la compañía que trabajaban en tierras alavesas son originarios de la capital burebana. Este año 2015, se prevé duplicar la plantilla briviescana como consecuencia del aumento en el volumen de ventas en la península.
El diseño, desarrollo de gama de producto y adaptación de software se realizan en Europa y la fabricación en China. Los  mercados de España y Portugal arrancaron en agosto de 2013. Sus terminales móviles «aúnan innovación tecnológica, diseño cuidado y una excelente relación calidad precio», explican fuentes de la compañía quienes, además, indican que oferta una gama de productos muy amplia para que el usuario puede encontrar el dispositivo que cubra sus necesidades. Su posicionamiento en los mercados está en alza y en claro proceso de expansión.
En Portugal, la marca lleva un año siendo la segunda más vendida  del mercado libre, no de operadoras. En Francia, país de origen, también lo es. En España está en el top 10. Los terminales móviles de Wiko se fabrican en China y se venden en Portugal, España, Italia, Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Suiza, Polonia, Vietnam, Thailandia, Argelia, Kenya, Nigeria y Emiratos Árabes con claros planes de expansión. El servicio de atención al cliente y reparación de móviles para España y Portugal está ubicado en el polígono industrial de Briviesca (Calle Salamanca, 94) y tiene plazos de entrega de entre cinco y siete días. Esa es otras de las bazas de las que hace gala.
A Wiko, el hecho de ser fabricante exclusivo de dispositivos móviles, le ha llevado a desarrollarse con gran velocidad, al tener la producción concentrada, y le ha convertido ya en el cuarto fabricante en China de móviles, después de Huawei, ZTE y TCL. Del 2 al 5 de marzo, el equipo de Wiko se trasladará a Barcelona para participar en el Mobile World Congress y presentar sus últimas novedades.Este gran evento tecnológico reunió, en su última edición, a 85.000 profesionales entre los que destacaron 4.500 directivos de empresas del sector de todo el mundo para conocer las novedades en soluciones móviles aportadas por más de 1.700 expositores. Al encuentro asistieron, además, 3.400 periodistas y analistas para informar de lo que pasó  en el recinto.