Un cargamento de fantasía

DB
-

Numerosos municipios de la provincia, desde los más grandes a los pequeños, vivieron este domingo una noche mágica con las cabalgatas de los Reyes

El cortejo real de Salas de los Infantes estuvo arropado por numeroso público. - Foto: F2 Estudio

GALERÍA

Tras la estrella de Belén por toda la provincia

Las calles de diferentes puntos de la geografía burgalesa  se transformaron este domingo en un escenario donde miles de pequeños y pequeñas disfrutaron de la presencia de los Reyes Magos. Protagonistas de la noche más mágica del año, sus Majestades de Oriente llegaron a los pueblos de la provincia en carrozas y plataformas adornadas, acompañados por sus pajes, y convirtiendo la noche del día 5 de enero en un viaje en el tiempo.

Las comitivas reales, muchas de ellas encabezadas por la gran estrella de Belén, se trasladaron a los escenarios instalados en las plazas y ayuntamientos, desde donde los Reyes Magos saludaron y dirigieron unas palabras a los niños que se encontraban esperándoles. Pero no fueron los únicos que disfrutaron, también los mayores, que no pudieron evitar contagiarse de su alegría mientras los acompañaban en los momentos  previos al gran día: el 6 de enero. Como la magia y los sueños fueron los protagonistas de estas cabalgatas, el público asistente pudo disfrutar además de un gran número de personajes de cuentos clásicos y hadas, además de bailarines y comparsas de cabezudos, dando color al evento. En algunos lugares, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron acompañados por sus carteros reales, abanderados, porteadores de regalos y heraldos a caballo para repartir ilusión, juguetes y caramelos a todos sus habitantes. Un año más, las tradicionales cabalgatas de los Reyes en la provincia  se convirtieron en un espectáculo de alegre colorido con luces y música y largas comitivas que derrocharon  fantasía, además de kilos y kilos de dulces.