scorecardresearch

«La M.O.D.A. es un espejo en el que mirarnos»

ALMUDENA SANZ
-

La banda asturiana Alberto & García presenta por primera vez en directo su nuevo disco, 'Flores en el Campoamor', grabado en el teatro ovetense y publicado hace solo una semana

Alberto & García se estrena en Burgos, una plaza a la que tenían ganas, según Alberto García, letrista, guitarra y cantante del septeto (cuarto por la izquierda). - Foto: Juan Gama

Vamos a salir, claro que sí, a darlo todo, yo no sé mentir, voy a por ti desde hace un poco, cuando apaguen la luz y ponga modo avión mi modo, y aparezcas tú y el corazón pida electrodos, sigue en la pista de baile hasta que el dolor se te pare... Un punto de nostalgia, recuerdo de viejas miradas, sonrisita en los labios y hasta una ridícula vuelta sobre los talones dibujan los ritmos discotequeros de Elefante, una de las 16 canciones que apuntalan Flores en el Campoamor, el último disco del septeto asturiano Alberto & García, grabado en el famoso teatro ovetense, publicado hace solo una semana y que estrenan este sábado en Cultural Caja de Burgos de la avenida de Cantabria (19.30 horas, 15 euros) en el ciclo Palabra & Música. 

Producido por Toni Brunet (Coque Malla, Quique González...), el pop rock reina en este álbum, con mucha influencia anglosajona y más aún latinoamericana, desde la chacarera al bolero, sin dejar atrás el funki o el dance. «Estamos de acuerdo con la etiqueta que nos ponen», asiente su letrista, cantante y guitarra, Alberto García, sobre su primer disco grabado en directo, que se nutre de su anterior trabajo de estudio, Flores negras, más algún tema de otros, como Fenómenos paranormales o Fruta y chocolate, y un par de versiones, Por qué te vas y Acalorado -«son canciones que escuchamos desde pequeños en las sobremesas de la familia y siempre acabamos tocando; las llevamos como un juego al local de ensayo, nos gustaron y...»-.

Tenían ganas de tocar en Burgos. Será su primera vez, aunque sí conocen la ciudad, y esperan disfrutarla, y a sus músicos. David Ruiz, cantante de La Maravillosa Orquesta del Alcohol, colaboró en su anterior trabajo, uniendo su voz a García en Animales escondidos

«Para nosotros, es un auténtico regalo, lo admiramos a él y a sus compañeros profundamente. Creo que tenemos muchas cosas en común y son un ejemplo a seguir y un espejo en el que mirarnos. Ambos somos un grupo muy numeroso de provincias y alivia ver que a otros locos que también están dedicándose a esto desde una ciudad muy similar les va muy bien. Habíamos coincidido en varias ocasiones, teníamos relación previa, y hay mucho cariño por las dos partes», explica el asturiano, que ríe cuando se le apunta que siguen carreras paralelas. «Solo como concepto. A ellos les va muy bien, nosotros estamos asomando la cabecita», anota humilde pese a tener ya publicados cinco discos, presencia en festivales y salas de toda España y alguna estatuilla en la vitrina. 

Empezaron como todos los grupos de una ciudad pequeña. Dos primos, él y Dámaso, batería, se juntan para hacer música por pura diversión. Se hacen llamar Alberto & García. Para qué complicarse. Luego se une un hermano/primo, otros amigos, y siguen con su pasión (y el nombre). En 2013, ganan un concurso de RNE, graban con Sony Music, Ley de gravedad. Se toman su carrera más en serio, pero sin flipar, con paso seguro, e incluso apuestan, como La M.O.D.A., por hacerlo desde provincias. «Sí hay cierta reivindicación de la periferia. Al final, Madrid, donde sigue estando la gran parte de la industria y el tejido, está a tiro de piedra, y es importante estar presente, pero se puede afrontar un proyecto musical desde otros lugares que dan otras perspectivas y, quizás a la larga, son más interesantes». La oportunidad de comprobarlo, este sábado.