Expectación en Gamesa ante la posible fusión con Siemens

R.C.G. / Miranda
-

La plantilla aguarda noticias sobre las negociaciones para saber en qué afectaría a la planta de Miranda

instalaciones de Gamesa en el polígono de Bayas. - Foto: R.C.G.

Gamesa está negociando su fusión con la multinacional alemana Siemens, operación que si prospera permitiría crear el mayor fabricante eólico del mundo. En la planta que la firma tiene en Miranda, la noticia lógicamente ha generado expectación, aunque por el momento las conversaciones entre ambas firmas no están cerradas y por lo tanto la empresa «no nos ha comunicado nada oficialmente ni sabemos en qué nos podría afectar», reconocen desde el Comité de trabajadores.
Actualmente la factoría mirandesa cuenta con carga de trabajo asegurada hasta el próximo año. Dos contratos en el extranjero, uno en Jamaica y el más potente en Egipto, para la instalación de un parque eólico, han permitido estabilizar la situación laboral y reincorporar a todos los trabajadores que en su día fueron derivados a otras plantas del grupo para paliar los efectos de los expedientes de regulación de empleo (ERE) que hubo que aplicar ante la falta de pedidos. Y es que el  modelo que se fabrica en la instalación del Polígono de Bayas, por sus características, era uno de los menos demandados en el mercado.
Ahora la posible fusión con Siemens podría abrir nuevos horizontes. Por el momento nada más conocerse que ambas firmas han iniciado conversaciones, Gamesa se ha disparado en Bolsa. Las acciones de la compañía han subido un 19%.
La unión de Gamesa y Siemens desbancaría a Vestas como líder del negocio de fabricación de aerogeneradores con una capacidad instalada de 60 gigavatios. Además sus negocios son complementarios ya que la multinacional alemana es un actor potente en aerogeneradores marinos mientras que la firma española, cuyo principal accionista es Iberdrola, está especializada en el negocio para parques en tierra firme y tiene una fuerte presencia en países de Sudamérica, India y China.
Según los expertos el objetivo al que apunta la fusión entre las dos compañías es poder crear un gran grupo con capacidad para desarrollar la eólica marina, el próximo reto tecnológico del sector.