Nuevos usos para el Palacio de Avellaneda

B.A.
-
Nuevos usos para el Palacio de Avellaneda

La Junta está promoviendo una modificación para que se abra la parte no noble de este Bien de Interés Cultural a otros fines, como el hostelero, el cultural y el deportivo

La Junta de Castilla y León ha promovido, tras conversaciones con el alcalde de Peñaranda de Duero, José Caballero, dotar a la denominada como parte nueva del Palacio de Avellaneda de unos usos diferentes al actual, ya que todo el conjunto tiene un único fin, el turístico. Con esto se pretende, como explican desde el consistorio de la localidad ribereña, «que este edificio tenga una utilidad y pueda ser usado y disfrutado por vecinos, visitantes y turistas, repercutiendo en el beneficio de todos». 

Para ello ha sido necesario llevar a cabo una tramitación administrativa que ha requerido de la modificación puntual del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico y de la creación de dos nuevas ordenanzas. Según explican desde el Ayuntamiento esta modificación se encuentra actualmente en fase de aprobación inicial, la semana que viene se volverá a llevar a pleno, contando con todos los informes favorables, y después será la Junta, propietaria de este Bien de Interés Cultural, quién lo apruebe de forma definitiva. 

En relación a esas dos ordenanzas creadas para otorgar a la zona ampliada del palacio otros usos, la primera hace referencia a la parte residencial, que contará, cuando se apruebe definitivamente, además del turístico, con el uso cultural y el de hostelería, entre otros. La segunda ordenanza hace referencia a los espacios libres, que se corresponde con el jardín, donde hay una piscina construida en los años noventa, y al que se le añadirá el uso de espacio libre deportivo, como señalan desde el Ayuntamiento, donde insisten en que toda la tramitación o licitación que afecte a este edificio es competencia de la Junta.

Con esta modificación se pretende por tanto descatalogar las zonas edificadas dentro de la parcela del palacio exentas de valor histórico (ese edificio anexo a la parte noble y que en su origen fue utilizado por la Sección Femenina) puesto que la arquitectura nada tiene que ver con la parte primitiva de este edificio, sin duda una de las joyas del plateresco español. Precisamente esa parte noble no se ve afectada por la modificación y sigue manteniendo su uso turístico.