scorecardresearch

Un museo recóndito

Celia Sierra (EFE)
-

Abre sus puertas en la isla de Mahón un nuevo centro expositivo, impulsado por la galería suiza Hauser and Wirth, al que solo se puede llegar en barco y activo únicamente en temporada alta

El estadounidense Mark Bradford es el primer artista que expone en el lugar. ‘Masas y movimientos’ es su propuesta inicial. Inspirada en mapas, la colección al completo ya está vendida. - Foto: David Arquimbau Sintes

Hauser and Wirth, la prestigiosa galería suiza que revivió Chillida Leku hace unos años, recala ahora en un islote de Mahón, con una nueva sede con la que quieren poner Menorca en el mapa del arte contemporáneo.

«Tenemos el convencimiento de que el arte es para todo el mundo, aunque somos una galería privada y eso no lo ocultamos», explica Iwan Wirth, uno de los dueños de Hauser & Wirth, que presentó ayer su nuevo espacio en la Isla del Rey, en Mahón, a la prensa.

El próximo lunes, día 19, se abrirán las puertas del centro, integrado por más de 1.500 metros cuadrados de exposición, un restaurante y un punto de investigación, así como una programación de conciertos y actividades educativas para todos los públicos.

El estadounidense Mark Bradford es el primer artista que expone en el lugar. ‘Masas y movimientos’ es su propuesta inicial. Inspirada en mapas, la colección al completo ya está vendida. El estadounidense Mark Bradford es el primer artista que expone en el lugar. ‘Masas y movimientos’ es su propuesta inicial. Inspirada en mapas, la colección al completo ya está vendida. - Foto: David Arquimbau SintesAl espacio solo se puede llegar en barco y estará activo únicamente en temporada alta, de mayo a octubre. El proyecto surgió por casualidad hace cinco años, cuando la pareja formada por Iwan y Manuela Wirth dieron con el lugar y se propusieron abrir una suerte de pinacoteca alejada del frenético ritmo del mercado del arte.

El camino no fue fácil. No solo por la pandemia, que lo ha retrasado un año, sino por las numerosas trabas burocráticas del enclave, cuyo espacio natural y edificaciones están protegidas. El islote alberga un antiguo hospital naval y un conjunto de construcciones abandonadas que datan del siglo XVIII. Pertenece al Ayuntamiento de Mahón, pero hasta ahora solo se ocupaba de su mantenimiento un grupo de voluntarios de la Fundación Hospital Isla del Rey.

«Cuando le contaba a un amigo galerista que Hauser & Wirth quería abrir una sede en la isla me preguntaban si estaba borracho», reconoció Luis Alejandre, militar retirado y portavoz de la asociación.

El espacio solo podrá visitarse de mayo a octubre. El espacio solo podrá visitarse de mayo a octubre. - Foto: David Arquimbau SintesHauser & Wirth ha rehabilitado una serie de antiguos edificios del islote y ha creado un jardín de esculturas -con obras de Chillida, Miró y una espectacular araña de Bourgueois- en un proyecto que ha implicado una inversión de cuatro millones de euros.

Su punto de partida fue su fundación en Somerset (Inglaterra), una iniciativa mitad granja mitad espacio para el arte, con fuerte implicación con la comunidad. En Menorca quieren replicar ahora ese modelo, pero adaptado al espíritu mediterráneo. «Nos gustan los sitios así, especiales, con mucha energía», afirma Ian Wirth.

La galería, que cuenta con un restaurante y un espacio educativo, da mucha importancia a la relación con la isla. La directora del centro, Mar Rescalvo, es menorquina, como lo es todo el equipo que trabaja en ella. «Este proyecto permite ver y que se nos vea, y convierte a Menorca en destino del arte», explicó el alcalde Héctor Pons, primer edil de Mahón. Hauser & Wirth Menorca se suma a otras propuestas abiertas recientemente en la isla, como la sede de la Galería Cayón o la de la Colección Alaior Arte Contemporáneo.

Iwan y Manuela Wirth, propietarios de Hauser & Wirth. Iwan y Manuela Wirth, propietarios de Hauser & Wirth. - Foto: David Arquimbau SintesRetraso por la pandemia

La galería llega con un año de retraso por la crisis sanitaria, pero ese tiempo extra ha sido «todo un regalo», según señaló Iwan Wirth. Nunca jamás habían empleado «tanto empeño» en pensar en un proyecto. La rehabilitación lleva la firma del arquitecto francochileno Luis Laplace, y el jardín, solo con plantas autóctonas, de Piet Oudolf (autor del High Line de Nueva York).

El artista estadounidense Mark Bradford es el primero que expone en el lugar. Masses and Movements (Masas y movimientos) es su propuesta inicial y ya está toda vendida. Esta inspirada en mapas y fue creada en pleno estallido de la primera ola del coronavirus.

«Nunca había trabajado formatos tan pequeños, ni colores tan vivos. A veces usaba lo que tenía por el estudio, porque las tiendas estaban cerradas», manifestó. En todas sus piezas, marcadas por infinitas capas de colores y de materiales diversos como pintura, cómics y papeles de la calle, subyace «la obsesión por los mapas y las fronteras» de la crisis sanitaria.

Bradford trabajó conjuntamente durante un mes con alumnos de la Escuela de Arte de Menorca para llevar a cabo algunas de las obras de la exposición. Una serie de colaboraciones que harán todos los artistas que expongan en la galería, como relató la pareja.

Este tándem de suizos es uno de los pesos pesados del mercado del arte contemporáneo actual; gestionan el legado de Chillida, Louis Bourgeois y Alexander Cadler, pero también representa a importantes artistas vivos como Cindy Sherman, Annie Lebovitz, Ida Applerbroog, Paul McCarthy o Larry Bell.

Hauser & Wirth fue fundado en 1992 por el matrimonio Iwan y Manuela Wirth y por Úrsula Hauser -la madre de Manuela-, y cuenta con sede en Hong Kong, Zurich, Londres, Nueva York o Los Ángeles, y ahora, también en Menorca.