El resurgir de un cañonero hundido

R.P.B.
-
El resurgir de un cañonero hundido

Michel Boerebach, el futbolista holandés que militó en el Real Burgos hace 25 años, recuerda en DB su etapa en el equipo castellano y la tragedia personal que le tenía preparada el destino: la muerte en accidente de sus dos hijos.

El hombre al que todos consideraban heredero de Ronald Koeman y que fue el fichaje estrella del Real Burgos en su última temporada en Primera División lamenta no haber podido demostrar en España todo el fútbol que llevaba dentro. Guarda un cariñoso recuerdo de su estancia en la ciudad castellana y evoca para este periódico el infierno por el que tuvo que atravesar años después, cuando sus dos hijos fallecieron en accidente de coche. Hoy, superada aquella tragedia, ha rehecho su vida y triunfa como segundo entrenador del Go Ahead Eagles, equipo de la Segunda División holandesa. "Viví mi fichaje por el Real Burgos como una aventura". Michel Boerebach, el cañonero holandés, ha recuperado la sonrisa.