El PSOE retira sus enmiendas y frena el fin de los aforados

SPC
-

La oposición socialista insiste en que el blindaje de un suelo social es "irrenunciable" si PP y Cs quieren la revisión del Estatuto

El PSOE retira sus enmiendas y frena el fin de los aforados - Foto: mir_ical

El Grupo Socialista anunció hoy la retirada de sus dos enmiendas vivas a la proposición de ley de reforma del Estatuto de Autonomía para la supresión de los aforamientos políticos, después de que PP y Cs dejarán caer sus dos propuestas para una revisión más amplia con la inclusión de un suelo social, y advirtió a los impulsores de este texto “partidista” de que no saldrá adelante puesto que se requieren los votos de dos tercios de las Cortes.

La Mesa de la Comisión de Estatuto acordó esta mañana la calificación de las dos enmiendas referidas al objeto de la proposición de ley y descartó las otras dos en las que se recogía el derecho al acceso a la renta garantizada de ciudadanía y que los presupuestos de cada ejercicio fijen un mínimo de inversión social de al menos el 12 por ciento del PIB de la Comunidad.

“El establecimiento de un suelo social es irrenunciable”, sentenció el Grupo Socialista a través de un comunicado, en el que acusan a populares y naranjas de haber presentado una reforma “partidista” del máximo texto autonómico sin contar con el grupo mayoritario y les pide que expliquen “la verdadera razón” por la que votaron en contra de blindar en el Estatuto de Autonomía la sanidad, la educación, los servicios sociales y la dependencia.

Según explica, “más allá de la falta de voluntad política, no hay ningún tipo de impedimento” para incluir el suelo social y la Renta Garantizada de Ciudadanía en la reforma de la norma institucional básica, a la vez que expone que se podían haber aceptado y cita como precedente que el PP presentó una enmienda a la ley de Medidas relativa a los aprovechamientos resineros. “Para el PSOE el establecimiento de un suelo social es irrenunciable y no puede haber reforma del Estatuto sin consenso”, recalca.

La Mesa de la Comisión de Estatuto dejó pendiente, en su última reunión, la calificación de las cuatro enmiendas socialistas, sobre las que hubo un informe de los letrados relativo a que dos de ellas no encajaban en la reforma, pero como la información de los servicios jurídicos fue verbal, Ciudadanos pidió que se hiciera por escrito antes de tomara la decisión, que, finalmente, se produjo hoy.

La oposición socialista está a favor de eliminar los “privilegios” de los procuradores y miembros de la Junta, pero en su totalidad, y que no se mantenga que solo puedan ser detenidos en caso de flagrante delito. PP y Cs, en aras al acuerdo, se mostraron dispuestos a aceptar las dos enmiendas socialistas, que ahora ha retirado de la tramitación de la proposición de ley.

El acuerdo para el Gobierno de Castilla y León, suscrito el pasado mes de julio por Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, recoge en su apartado segundo de regeneración política e institucional que impulsarán la reforma urgente de los artículos 22 y 29 del Estatuto de Autonomía con el fin de suprimir los aforamientos tanto de los procuradores como de los miembros de la Junta.

En cumplimiento de ese mandato, los portavoces de PP, Raúl de la Hoz, y de Cs, Ana Carlota Amigo, registraron a finales de julio la proposición de ley conjunta. El Grupo Socialista, que acusó a ambos de romper el consenso institucional, también presentó la suya, pero no siguió adelante al no ser tomada en consideración por ambos socios parlamentarios.