La Catedral nota el repunte del turismo con un 4% más de visitas

A.G. / Burgos
-

El Cabildo da prácticamente por liquidado el acuerdo con el Museo de la Evolución Humana para ofrecer descuentos en las entradas conjuntas pues, según su presidente, Juan Álvarez Quevedo, ha tenido «una incidencia mínima»

Un grupo de turistas bien abrigados se acercaban ayer a contemplar la escalera dorada. - Foto: Ángel Ayala

Durante los meses de julio y agosto la Catedral ha recibido 100.000 visitantes, lo que supone un incremento de algo más del 4% con respecto al mismo periodo de 2014. Esto hace que el presente haya sido el mejor verano turísticamente hablando para el templo desde que se tienen datos y no se achaca a otra cosa que al repunte que el turismo ha experimentado en el conjunto del país y del que se ha beneficiado el principal templo de la provincia, que sigue siendo uno de los que encabezan el listado del interés turístico de Castilla y León.
La cifra de los ocho primeros meses del año, por otro lado, ronda los 260.000. Es el número de viajeros  que se han detenido unas horas en la ciudad a contemplar el templo gótico, lo que supone, según los cálculos del presidente de la institución, Juan Álvarez Quevedo, unos 10.000 más que el año anterior: «Las razones de este aumento las estáis dando los medios de comunicación todos los días, es que el turismo ha aumentado en general y nuestros visitantes han crecido algo porque el turismo ha crecido un poco. Burgos sigue siendo un lugar de un día de visita pero es muy importante que sigan viniendo».
El precio de la entrada de la Catedral, que sigue en siete euros después de tres años, no desanima a los visitantes, a juicio de Álvarez Quevedo, quien afirmó que esta tarifa no se va a mover y recordó que otros templos es mucho más gravoso entrar. Como ejemplo puso la Sagrada Familia, en Barcelona, cuyo ticket está en 15 euros.
Una vez dentro del templo, el lugar favorito y por el que pregunta la mayoría es la capilla de los Condestables «pero también les llama mucho la atención el claustro alto y la escalera dorada», en palabras del sacerdote.
Sobre la incidencia que haya podido tener en este balance positivo la venta conjunta de entradas  con las del Museo de la Evolución Humana (MEH), Álvarez Quevedo aseguró que es «mínima». El presidente del Cabildo avanzó que se está replanteando mantener esta fórmula y, de hecho, sigue sin renovarse el convenio que suscribieron ambas entidades para llevar a cabo la actividad (que se preveía interesante para ambas partes) y que debía haber sido actualizado en octubre del año pasado.
En su lugar, se está pensando en la posibilidad de ofrecer un paquete de visitas a otros templos junto con la Catedral. Álvarez Quevedo  afirma que se barajan San Nicolás y San Esteban «aunque es muy pronto para concretar nada, aún,  pero tampoco serían muchas más para no agobiar al turista».