scorecardresearch

3 jóvenes ilesos tras empotrar su coche contra una valla

L.N.
-

La Policía Local arandina, que llevó a cabo un total de 75 intervenciones durante el fin de semana, levantó un atestado contra un varón que conducía por Arco Isilla a pesar de no haber obtenido nunca el permiso

3 jóvenes ilesos tras empotrar su coche contra una valla - Foto: Policía Local de Aranda

El fin de semana se saldó con un total de 75 actuaciones por parte de la Policía Local de Aranda de Duero, entre las que se incluyó un aviso por un accidente en el Polígono Prado Marina, en la confluencia de las calles Tempranillo y Premios Envero poco antes de la una y media de la madrugada del domingo. Un coche, que conducía un joven de 19 años, se empotró contra la valla de la empresa Tecnoaranda. Afortunadamente, según relatan fuentes policiales, no hubo que lamentar heridos. Tanto el conductor como los dos ocupantes, de 18 años, salieron ilesos. 

El impacto sí ocasionó "importantes daños materiales" tanto en las instalaciones de la citada compañía como en el propio vehículo. Todo apunta a que la causa más probable del accidente pudo ser un exceso de velocidad, lo que provocó que el conductor, que dio negativo en la prueba de alcoholemia, terminara perdiendo el control. 

Por otra parte, los agentes de la Policía Local procedieron a levantar un atestado contra un varón que conducía por el centro de la capital ribereña, en Arco Isilla, a pesar de no haber obtenido nunca el permiso. Fue una patrulla de Policía Nacional la que alertó de que la existencia de un vehículo que realizaba "maniobras extrañas". Una vez se procedió a identificar al individuo, se comprobó que no se había sacado jamás el carné. Desde la Policía Local aclaran que no causó ningún accidente. 

Ruidos en bares y pisos. El grueso de las actuaciones policiales durante el fin de semana tuvo que ver con los ruidos provocados tanto por locales de hostelería como por las personas que celebran fiestas en viviendas. 

Los agentes tuvieron que intervenir en cuatro avisos relativos a ruidos molestos procedentes de bares y en otro más en un domicilio. Asimismo, tramitaron dos denuncias a dos establecimientos, uno en la calle Santa Ana y otro en Fernán González, por incumplir el horario de cierre, algo que "hacía mucho que no pasaba", según la Policía Local. Se han remitido a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, que se ocupará de los correspondientes expedientes sancionadores. 

Por otra parte, efectivos policiales acudieron hasta la calle del Orfeón Arandino tras recibir un aviso de intoxicación por humo en una vivienda con cinco convivientes.