Solo 4 votos y con recado incluido

I.P.
-

El 'paracaidista' del PP en Atapuerca, el profesor de esgrima Roberto Codón, solo recibe 4 votos. De las 56 papeletas, 31 fueron nulas por contener insultos y amenazas y 20 en blanco

Solo 4 votos y con recado incluido - Foto: Alberto Rodrigo

Atapuerca tiene en tres concejales la mayoría absoluta. Por ahora, tras los resultados de las elecciones del domingo, se conformará una comisión gestora con los dos integrantes de la única candidatura que se presentó, la del PP, incompleta, por otra parte, por lo que ahora, según la legislación, se abre un periodo de seis meses para que el partido la complete hasta los cinco ediles que debe tener la lista.
Pero al margen de esta situación que deberá solventarse próximamente, la jornada electoral que se vivió en Atapuerca, según diversas fuentes, fue surrealista y aunque lo niegan, parecería que los vecinos se confabularon para mostrar que no quieren a paracaidistas en el municipio. No quieren ajenos, pero tampoco han sido capaces de formar candidatura. También Atapuerca precisa de su propia autocrítica.
En un censo de 98 votantes, acudieron a depositar su voto para las municipales 56 vecinos, contabilizándose 4 votos para el candidato a alcalde, Roberto Codón, y otros 4 para la segunda en la lista, su mujer María del Mar Santamaría. 20 votos se depositaron en blanco y 31 fueron se contabilizaron como nulos porque contenían escritos con diversos mensajes, insultos, amenazas o dibujos vejatorios, una situación que el propio Codón ha calificado de una absoluta falta de respeto y por la que se ha sentido humillado.
«Yo no me considero un paracaidista, más bien, un  salvavidas, porque he venido a un pueblo donde nadie quería presentarse y lo he hecho para ayudar», argumentaba ayer un muy dolido el profesor de esgrima Roberto Codón, que no podía ocultar que salió muy decepcionado de Atapuerca el domingo, y que ayer continuaba «de bajón», reconocía él mismo. «Es que he venido sin retribución y ayer poco menos que salgo apaleado, y si fuera que cobro, pues te aguantas, pero es que lo hago como un favor para el pueblo», insistía Codón, que reconocía que la situación le afectó aún más a su mujer, «a quien convencí para que me ayudase en este reto». Pese a lo cual, asegura, que de momento va a seguir adelante y trabajando a ver si se puede completar esa lista, que le gustaría, añade que fuera con gente del municipio de Atapuerca, dos personas de la cabecera del Ayuntamiento, y una de la pedanía de Olmos de Atapuerca, donde, por cierto, le ‘trataron’ el domingo mejor, ya que recibieron él y su mujer, 13 y 14 votos, respectivamente, en los comicios, nada que ver con el ‘boicot’ a que le sometieron los vecinos de Atapuerca.