El musical crea cantera

A.S.R.
-

La Escuela Jana habilitará una sede en las instalaciones del Colegio Campolara para formar a niños de 6 a 16 años en interpretación, canto y danza con el objetivo de preparar un espectáculo durante el curso

Todos los alumnos trabajarán en una producción musical que llevarán al escenario a finales de junio para demostrar todas las habilidades aprendidas. - Foto: Escuela Jana

El musical navega viento en popa. Sus producciones se aferran a la cartelera en las grandes ciudades y llenan los patios de butacas en sus giras por toda España. Burgos es un ejemplo de ese éxito. Gusta este género a grandes y pequeños. Así lo han sentido los responsables de Jana Producciones cuando han traído sus montajes y se han lanzado a abrir una sede de su escuela junior a orillas del Arlanzón. Utilizará las instalaciones del Colegio Campolara, se dirige a todos los niños de 6 a 16 años e impartirá clases de interpretación, canto y danza los sábados de 10.30 a 13.30 horas.


La inscripción para este primer curso, que comenzará el 21 de septiembre y se alargará hasta finales de junio, ya está abierta y puede formularse en la página web escuelajana.com. La matrícula cuesta 80 euros, con descuentos del 25% para el segundo hermano y del 40% a partir del tercero, y la cuota mensual es de 90 euros (80 euros para los alumnos del Campolara).


El objetivo es trabajar un musical a lo largo de las clases, probablemente, apunta Maite Díaz Dorronsoro, responsable del centro en Burgos, sea Antígona tiene un plan, y representarlo en el escenario de un teatro de la ciudad como muestra de fin de curso. El alumnado, en principio, se articulará en tres grupos: de 6 a 8, de 9 a 12 y de 13 a 15 años.


Cada sábado habrá una hora de interpretación, «que potenciará la creatividad a la vez que desarrolla su imaginación a través de distintos personajes y juegos»; otra de canto, «en la que aprenderán canciones de distintos ritmos y tiempos»; y una tercera de danza, en la que entrenarán todas las posibilidades del cuerpo.


«En el mundo anglosajón toda la formación artística está muy metida en el currículo de los colegios, pero aquí no, y nos parecía interesante llevar estas técnicas y juegos a los jóvenes», explica Javier Muñoz, director de la Escuela Jana, nacida en 2012 a partir de la productora del mismo nombre, creada en 2000, con sede central en Madrid y extensiones en Alcorcón, Alcalá de Henares, Majadahonda, Pamplona, Pozuelo, Salamanca, Valencia y Vigo, además de otras tres en México, con en total unos 500 alumnos en la actualidad.


A sus puertas llaman jóvenes que dicen en casa eso de ‘mamá quiero ser artista’ y quienes ven en las tablas un juego, un entretenimiento, una manera de desarrollar sus habilidades sociales... «Queremos formar a gente que quiere dedicarse profesionalmente a este campo y, sobre todo, a cualquiera a quien le puedan valer estas herramientas para la vida y para su trabajo futuro», agrega el hacedor de esta cantera del musical.