La Pastoral Obrera pide un mayor compromiso con las víctimas de la crisis

I.L.H. / Burgos
-
Los militantes reflexionaron sobre las consecuencias de una sociedad y un modelo de producción injustos. - Foto: Patricia

La jornada sirvió para que los militantes debatieran los puntos a reforzar en su trabajo con «los empobrecidos del mundo obrero»

Con testimonios de personas que  no llegan a fin de mes, datos del paro y la precariedad laboral y el análisis de las consecuencias que la falta de trabajo o el trabajo inestable produce en las familias, el XXIVEncuentro Diocesano de Pastoral Obrera puso sobre la mesa la realidad de los trabajadores para descubrir lo que «los empobrecidos del mundo obrero» piden a la Iglesia católica. La reunión anual, organizada por la Delegación Diocesana de Burgos, sirvió para analizar el papel que desempeñan y debatir los puntos a reforzar. Este año la Pastoral Obrera quiere centrar su trabajo en «la importancia de tener una mirada compasiva y solidaria ante las personas que sufren las consecuencias de una sociedad y un modelo de producción injustos».
Para acercar posturas y concretar qué aspectos pueden mejorar intercambiaron impresiones sobre lo que está haciendo la Iglesia; lo que piden los trabajadores a la institución religiosa; lo que la Pastoral debe mantener, intensificar o reforzar; lo que no se hace y lo que se debería dejar de hacer.
Bajo el lema Mirar con el corazón al mundo obrero, la asamblea reconoció la necesidad de mantener «un compromiso más fuerte hacia el mundo obrero» que se debería concretar en desenmascarar todo el sufrimiento latente en el mundo laboral que se tapa y se desconoce; mantener una mirada compasiva; una mayor participación de los militantes en organizaciones laicas; establecer un plan pastoral para todas las parroquias; una mayor coherencia en el discurso evangélico, y no caer en el asistencialismo, entre otros temas.
A la asamblea, que se prolongó durante toda la mañana, asistió el arzobispo, Fidel Herráez, que pidió a los asistentes «estar atentos y mirar con el corazón»: «Necesito mirar con vosotros, que me ayudéis a mirar al mundo obrero para ir caminando y colaborando en la respuesta que debemos darles que, más que con las palabras, debe ser con nuestra propia vida».
Al encuentro que se celebró en la parroquia de San Juan de Ortega asistieron unos 40 militantes de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Aranda, Miranda y Burgos; Juventud Obrera Cristiana (JOC); equipos parroquiales de Pastoral Obrera de Aranda y Burgos;Círculo Católico y Comunidad Obrera.