scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Esto no hay quien lo aguante

08/12/2021

Al españolito de a pie, sobre todo si le interesa saber qué se cuece en las alturas, le hace falta mucho aguante para soportar las noticias que le van llegando, que demuestran que ni estamos en las mejores manos tanto en el gobierno como en la oposición, ni tampoco disfrutamos en este momento de una clase periodística rigurosa con la información, solvente y creíble. Hay excepciones, muchas y de buenos profesionales, pero lo más visible es el modelo "sálvame" para conseguir un titular aunque el que firma la crónica sepa que es una falacia.

Este martes "Le Monde" publica un artículo de Puigdemont y de un diputado francés de un partido menor en el que denuncian que la Justicia española ha desalojado de sus escaños y condenado a prisión a diputados catalanes por haber participado en la organización de un referéndum. Conclusión: aparte de que el periódico no se ha tomado la molestia de indagar qué hay de cierto en el artículo, lo que habría que preguntarse es para qué sirve la diplomacia española, que ni siquiera es capaz de explicar a los medios extranjeros los datos más básicos sobre el independentismo catalán y las peripecias de Puigdemont, un "valiente" presidente de la Generalitat que abandonó sus responsabilidades metido en el maletero de un coche con el que cruzó la frontera. Es evidente que las famosas "embajadas" catalanas, que reconocían que su trabajo consistía en transmitir a los medios extranjeros los objetivos independentistas de su territorio, han sido mucho más eficaces que las embajadas españolas. Ocurrió algo similar en tiempos de ETA, considerada por muchos gobiernos de fuera un heroico movimiento de liberación nacional.

Hay más con lo que sentirse hastiado, decepcionado, indignado. Por ejemplo, con la campaña innoble de noticias sobre Isabel Ayuso que salen de sus propias filas, y que cuesta creer que no conozca Pablo Casado; somos cada vez menos los que todavía pensamos que es imposible que esté al tanto de esas maniobras, porque lo consideramos un hombre políticamente equivocado pero decente. Y hay más, con las noticias -contrastadas- sobre los compadreos del gobierno con Bildu que incluyen la posibilidad de un tripartito que desaloje de Ajuria Enea al PNV; con la alcaldesa de Barcelona, líder de una plataforma antidesahucios, que ante la muerte por incendio de una familia de okupas, echa la culpa a los propietarios del local okupado. Indigna que el mismo día que el gobierno se pone medallas por los datos de empleo de noviembre, anuncie que antes de fin de año habrá reforma de la ley que ha permitido esa creación de empleo; que la fiscal General del Estado tenga convulsionada a la institución que preside por la desfachatez con la que toma decisiones que favorecen al gobierno, que sean tantos los casos de abusos sexuales a menores en centros gestionados por gobiernos autonómicos ….

El etcétera es largo y tristemente demoledor.