La pérdida de población repercute en los presupuestos

S.F.L.
-

PP y Cs consideran que las cuentaspara 2020, de 6.256.100 euros, «no refleja la imagen fiel» de las necesidades de la ciudad y creen que la remodelación de las piscinas no es la única actuación imprescindible

La pérdida de población repercute en los presupuestos

El presupuesto para el ejercicio de 2020 se muestra equilibrado con un estado de gastos e ingresos de 6.252.100 euros, una cantidad que se ha visto reducida en 356.550 euros. Según el regidor de la ciudad, Álvaro Morales, esta bajada se debe a que el constante descenso de la población provoca que las asignaciones directas e indirectas que reciben por parte del Estado, la Junta y la Diputación también disminuyen. 
Además, recuerda que los impuestos se mantienen y al haber menos ciudadanos, los ingresos que el Consistorio recibe por las distintas tasas se han visto «reducidos» considerablemente. 
Los partidos de la oposición del Ayuntamiento de Briviesca, PP y Ciudadanos, se mostraron discrepantes a los presupuestos municipales que el equipo de gobierno presentó en el pleno municipal celebrado ayer y ambos dieron su voto en contra por considerar que «no refleja la imagen fiel» de las necesidades reales de la capital burebana.
Para el PP los fondos presentados están «hinchados» y a su parecer, hay varios puntos que deberían modificarse. Los populares no se muestran de acuerdo con la propuesta del 17,50% de subida del salario del concejal liberado, Marcos Peña, mientras que la del alcalde corresponde al 2,4%. 
El Ayuntamiento ha consignado en el estado de gastos del presupuesto de 2020 inversiones reales por un importe de 771.139 euros, un 12,33% sobre el total, financiadas con recursos afectados procedentes de subvenciones o transferencias. La mayor parte de esa cuantía, 520.000 euros, irán destinados a la segunda fase de la remodelación de las piscinas municipales y 80.000 a pavimentaciones, urbanización y asfaltados de vías públicas. 
Los populares consideran necesaria dicha actuación pero exponen que el centro de día, el polígono industrial, la Casa de la Cultura y otras dependencias se han quedado en el «olvido». Proponen ahorrar 90.000 euros del capítulo de personal y 60.000 del de bienes y servicios para incluirlos en las inversiones y contar con ese dinero extra en caso de que surgiera alguna intervención. «Votamos en contra porque el borrador no presenta una visión de futuro para Briviesca», expone un concejal del PP.
La portavoz de CS, María Guimarey, cree que las partidas «no se han ejecutado bien» y sospecha que tanto el alcalde como el primer teniente de alcalde tienen intenciones de subirse el sueldo. Los políticos «niegan» que se vaya a incrementar su salario.
El partido naranja considera fundamental la sustitución de la tubería de fibrocemento y en los presupuestos no aparece ninguna cantidad destinada a tal fin ni tampoco para la promoción y mejora de accesibilidad al polígono industrial. 
Cs y el PP se abstuvieron a votar a la aprobación de la prórroga de un año del contrato de abastecimiento de agua. Ambas formaciones argumentan que se trata de una «absoluta dejadez» del equipo de gobierno el que no se haya elaborado un pliego de condiciones para un nuevo contrato, ya que sabían que los vecinos se «ahorrarían» dinero y que el actual «caduca» el 1 de enero.