A prisión el hombre que atracó la farmacia de Calzadas, 30

DB
-

La Policía Nacional esclarece otros dos robos con violencia en farmacias realizados por el detenido

Los hechos ocurrieron el pasado domingo en la farmacia ubicada en el número 30 de la calle Calzadas. - Foto: Luis López Araico

El hombre detenido el pasado domingo, 14 de junio, por apuñalar al titular de la farmacia del número 30 de la calle Calzadas tras un intento de atraco ha entrado en prisión. C.G.G., de 59 años y vecino de Burgos, fue arrestado en Farmacéutico Obdulio Fernández pocos minutos después de los hechos, ocurridos sobre las siete de la tarde. La investigación de la Policía Nacional ha permitido esclarecer otros dos robos con violencia presuntamente perpetrados por el mismo sospechoso en los últimos meses en sendas farmacias de Juan de Padilla y la Plaza Mayor. 

En el atraco del pasado domingo, el propietario de la farmacia, José Eloy González, resultó herido por arma blanca en el abdomen tras el forcejeo entre el agresor y la víctima, al tratar de que el sujeto saliera de la farmacia después de exigir que le dieran el dinero recaudado en el establecimiento. Afortunadamente, la cuchillada al farmacéutico no tuvo mayores consecuencias que los puntos de sutura que le dieron ese mismo día en el Hospital Universitario de Burgos. 

Aunque los hechos sucedieron en un corto espacio de tiempo, los agentes policiales reaccionaron de manera rápida y localizaron en la calle Farmacéutico Obdulio Fernández a un sujeto que, ante la presencia policial, reaccionó de forma esquiva, hecho que propició su interceptación e identificación. Posteriormente fue reconocido por la víctima y testigos como la persona que había intentado robar en la farmacia y agredir al propietario de la misma.

Las investigaciones policiales, además, han permitido esclarecer otros dos robos con violencia e intimidación que han sido reconocidos por el propio autor en otras dos farmacias de la capital burgalesa.

El pasado mes de diciembre, según informan fuentes policiales, se produjo un robo con violencia en la farmacia ubicadam en la calle Juan de Padilla. Al parecer,  el detenido entró empuñando un objeto en su mano, lo que a la postre se ha podido determinar que era una pistola de perdigones, exigiendo bajo amenazas el dinero recaudado y logrando varios cientos de euros.

Con posterioridad, en el mes de febrero, se produjo otro robo con violencia en una farmacia de la Plaza Mayor, en la que el detenido, también con un arma simulada, amenazó a las trabajadoras para que le dieran el dinero de la caja. Esa vez igualmente consiguió hacer con unos cientos de euros más.

Tras estos hechos y el ocurrido el pasado domingo, la Policía Nacional ha podido determinar que el autor de los atracos había seleccionado un mismo tipo de establecimiento (farmacia), dándose la particularidad de que las tres se encontraban abiertas en servicio de urgencia diurna, sucediendo los hechos a última hora de cierre, ya que es cuando menos personal puede haber y mayor cantidad de dinero recaudado.

El perfil del autor de los hechos, explican fuentes policiales, responde a una persona que necesita de manera urgente dinero para cubrir su necesidad de consumo.