PP y PSOE negocian ya el pacto y anuncian «buenas noticias»

SPC
-

Los portavoces parlamentarios reconocen encuentros bilaterales de forma discreta y confían en alcanzar pronto un acuerdo para la reconstrucción social y económica de la Comunidad

Los portavoces Raúl de la Hoz (i), del PP; Luis Tudanca, del PSOE; y David Castaño (d), de Ciudadanos. - Foto: Ical

Partido Popular y Partido Socialista reconocieron ayer, por boca de sus portavoces parlamentarios Raúl de la Hoz y Luis Tudanca, que existen negociaciones discretas, que no secretas, para que fructifique el pacto por la reconstrucción social y económica de Castilla y León y confiaron en que en breve puedan dar «buenas noticias».
En su comparecencia posterior a la Mesa de las Cortes y Junta de Portavoces, ambos expresaron la disposición al acuerdo y la negociación para suscribirlo lo antes posible conforme a los cinco ejes ya marcados, pero también se cruzaron reproches en torno a la sanidad, las mociones de censura presentadas por el PP en algunos municipios o que «cada consejero haga la guerra por su parte».
El popular De la Hoz precisó que existen reuniones bilaterales y discretas, una vez que cada parte presentó sus propuestas, y se mostró optimista en que «en breve» pueda haber «buenas noticias». «Queríamos ser los primeros en firmar el pacto, pero se nos ha adelantado Aragón», apostilló.
Sin embargo, afirmó que «sorprende la actitud» de los socialistas ya que unos días «tienden la mano para el acuerdo y otros insultan», al tiempo que recalcó que se trabaja desde «la humildad, sensatez y honestidad para que se vea la utilidad de los partidos», aunque apeló a que es «momento de ceder y mirar al bien común».
Sin renuncias

El socialista Luis Tudanca expresó su convencimiento en que habrá pacto y subrayó la posición de lealtad de su partido durante toda esta crisis, pero también avisó de que su actitud no supone «renunciar nunca a la palabra dada» a los ciudadanos, así como que, si no hubiera acuerdo, no sería por el PSOE. 
En este sentido, se refirió a la apuesta por la calidad y equidad de la sanidad rural, por lo que calificó de «irrenunciable» la reapertura de los consultorios locales y recordó a la consejera de Sanidad, ante la crítica de ésta sobre que no se puede hablar con quien no se quiere sentar, que «claro» que dialogan.
«Comparto con Carriedo (consejero de Economía y Hacienda) que el acuerdo se debe basar en lo que nos une, pero sorprende que no nos una la sanidad rural», argumentó el dirigente socialista.
Sin embargo, Tudanca expresó «preocupación por la posibilidad» del acuerdo ante la crisis de gobierno en la Junta «provocada» por PP y Cs, las mociones de censura presentadas por los populares en Guardo y Peñafiel o que algunos consejeros «hagan la guerra por su cuenta», por lo que reclamó a Mañueco que «ponga orden» en su Gabinete, según informa Ical.
Por último, también coincidieron en que el grupo de trabajo para analizar y reformar el modelo residencial se debe recoger en el futuro pacto por la reconstrucción, aunque los socialistas no descartan apoyar una comisión de investigación en las Cortes. Asimismo, David Castaño (Ciudadanos) se quedó con el compromiso del presidente de la Junta de trabajar en un nuevo modelo residencial con la participación de todos.
Optimismo

Por su parte, el portavoz del Grupo Mixto, Pablo Fernández (Podemos), mantuvo la «mano tendida» y el «optimismo» para rubricar en breve el pacto por la reconstrucción social y económico, pero también sostuvo que no ve «proclive» a la Junta, «más ocupada en apagar luchas internas».
Fernández lamentó que no haya tenido «ninguna noticia» después de remitir sus «ambiciosas» propuestas para el acuerdo y de tener una posición «leal y proactiva», frente a la oposición «bochornosa, rastrera y miserable» de PP y Vox en Congreso y Senado.