De la Rosa propone bajar el sueldo a políticos y personal de confianza

Á.M. / Burgos
-

El alcalde y los concejales con dedicación exclusiva cobrarán un 10% menos si gobierna el PSOE. También desaparecerán cargos 'a dedo', empresas y fundaciones municipales

El candidato saluda a su compañera Esther Peñalba, actualmente concejala con dedicación exclusiva al Ayuntamiento. - Foto: Jesús J. Matías

El candidato socialista a la Alcaldía de Burgos, Daniel de la Rosa, cree que los cargos políticos deben estar bien remunerados «porque hay que compensar que no puedan prestar atención a su dedicación profesional» y para evitar ‘tentaciones’, pero también considera, y así lo defendió ayer, que han de estar sujetos al mismo contexto salarial que alcanza a los empleados de las administraciones y del sector privado, «donde los sueldos han bajado una media del 10% en los últimos años».

Ese es el motivo por el que ayer avanzó otra pieza de su programa electoral: la que afecta a los salarios en distintos ‘barrios’ municipales. Así, propuso bajar un 10% el sueldo del alcalde (actualmente es de 69.000 euros brutos al año), de los concejales liberados del equipo de Gobierno (45.000 brutos al año) y de los liberados de la oposición (40.000). La medida alcanzaría también al «personal de libre designación tanto del Ayuntamiento como de algunas Gerencias, donde hay salarios que rondan los 100.000 euros brutos al año».

El candidato quiere revisar la pertinencia de que se mantengan algunos cargos eventuales (de confianza) y que no necesariamente forman parte de la plantilla municipal, entre los que citó al jefe de comunicación y a la jefa del gabinete del alcalde.

Menos lastre

En el programa con el que acudirá a urnas, De la Rosa plasmará también algunas de las reclamaciones que su Partido ya ha venido manteniendo a lo largo de todo el mandato y que afectan a los denominados por la oposición como ‘chiringuitos’ municipales. «Eliminaremos Parkmusa para que el Fórum lo gestione directamente Cultura y el párking la sección de Vías Públicas; eliminaremos el Plan Estratégico, que está costando a la ciudad 556.000 euros al año, y cederemos sus atribuciones al Consejo Social y, por último, eliminaremos la Fundación Proyecta, que recibe 250.000 euros del Ayuntamiento cada año y no tiene ningún sentido», concretó.

También recurrente, aunque modificada, es la propuesta sobre la revista municipal Plaza Mayor. Hasta la fecha, el PSOE no ha dejado de pedir su eliminación. Tiene un coste anual de 210.000 euros y su intención es reducirlo a «130.000 euros anuales» convirtiéndola en una publicación «digital» que se pueda consultar a través de la página web del Ayuntamiento.