«No le veo sentido a la vida si no hay aventura»

Almudena Sanz
-

Sean Frutos, cantante de Second, apuesta por afrontar la realidad con optimismo y su última canción, 'En la cuerda floja', que da nombre a la gira que se detiene esta noche en Burgos, es toda una declaración de intenciones

Second, con Sean Frutos en primer plano, saltará al escenario de los jardines del Palacio de la Isla hoy. - Foto: Mario Miranda

Festivalero, veinteañero e hijo del Mediterráneo. Second es uno de los grupos veteranos de la escena indie, sus canciones bailan por toda la geografía nacional cuando llega el verano. También este año. La temporada no es la planeada por el cuarteto murciano, que pensaba echar a rodar los temas de su último disco, Anillos y raíces, publicado en 2019, pero, lejos de lamentarse, salen de nuevo a la carretera con un repertorio que, como dice su cantante, Sean Frutos, retrata a la banda. «Abarcamos todos los discos de la etapa en castellano y, de alguna manera, cuenta la historia del grupo. El público lo agradece porque hay canciones que se habían perdido y vuelven ahora. Tendrá energía y momentos para la emoción», adelanta sobre el concierto electro-acústico que Viva la vida ha programado esta noche en los jardines del Palacio de la Isla (21 h., 25 euros).
El nombre de su última canción, En la cuerda fuerte, publicada hace una semana y alumbrada durante el confinamiento, da nombre a esta gira en la que lanzan un mensaje vitalista y optimista.
«Ahora mismo, con este panorama, que no es muy esperanzador, había que poner un poco de alegría. Estamos tomando estos conciertos como una bocanada de vida. Nos estamos dando cuenta de que la música es importante en la vida de las personas, para que se evadan, piensen en otras cosas, se emocionen y bailen, aunque solo podamos en nuestra imaginación», expone a través del teléfono aún desde tierras murcianas.
Llegan al norte de España tras varios carteles de entradas agotadas en el sur. Y, hasta ahora, el color de rosa los persigue. Frutos hace un balance positivo y subraya la seguridad en todos los conciertos, con unas medidas cumplidas a rajatabla. Agradecidos a los promotores y al público. Se quita el sombrero. «Sí estamos mermados, algunas veces con ganas de saltar, pero la gente es muy responsable y todos disfrutamos de la música de otra forma, que también es interesante».
Second es una banda de directo confesa, pero ha llevado bien el paréntesis abierto por el coronavirus. «Ya estábamos entrenados. Pensábamos que no íbamos a poder estar más de 15 días sin tocar, pero en el parón que hicimos hace un par de años tras más de diez ininterrumpidos de gira nos dimos cuenta de que es bueno parar. Luego retomas con más ilusión si cabe porque tienes ganas de gira, de conocer gente, de descubrir sitios», anota y observa que esta sensación la han revivido en este despegue tras la alerta sanitaria. «La vida puede pararse y detenernos a pensar para volver con más fuerza todos».
Pero la maquinaria de Second ha seguido en estado on. El papel en blanco y la guitarra siempre seductores. «Todos los momentos de cambio provocan creación y creo que ahora van a salir muchas historias que han nacido en estos tiempos en todas las disciplinas», augura el músico y alude a En la cuerda fuerte como un ejemplo. Toda una declaración de intenciones: Eso es lo más interesante de ti, no saber lo que va a ocurrir, eso es lo más emocionante de andar contigo en la cuerda fuerte (...), quiero aventuras, acabar esta noche de Rock n’ roll...
Aventuras ansía Second. Si sus más de veinte años en el mundo de la música pesan es para querer vivir más. «No le veo sentido a la vida si no hay aventura, si cada día no me ocurre algo diferente. Esa capacidad de descubrimiento que cuando eres niño tienes y de la que cuando uno crece también debe llenar los bolsillos, tener curiosidad por todo, aprender y lanzarse a esas aventuras», defiende y reconoce que esa etiqueta de veteranos no va con ellos, prefieren la de inexpertos, «es más interesante que ser un erudito que ya lo conoce todo, es mejor estar en la búsqueda».
Aunque presuman de esa inexperiencia se saben espejo de las nuevas bandas que avivan la escena pop rock nacional. «Indudablemente, o lamentablemente, ya tenemos nuestros años, somos veteranos, y si hay gente que se ha visto influida por nuestra música o filosofía es un halago. Nosotros también lo estuvimos por otra gente en el pasado, como por M-Clan, donde, aunque no sea el mismo estilo, siempre nos hemos visto reflejados», se explaya Frutos, que se queda sin explicación para el fenómeno musical que se da en Murcia, con un boom que explosiona esta semana a orillas del Arlanzón.