La Fiscalía investiga la difusión de audios de la menor

EFE
-

La Unidad de Criminalidad Informática del Ministerio Público ha decidido incoar diligencias de investigación a petición de Unidas Podemos por estas pruebas del caso Arandina

Concentración a favor de los tres futbolistas condenados en Aranda. - Foto: DB

La Fiscalía ha abierto diligencias de investigación en relación a la difusión en Twitter de audios de la víctima de violación de tres exjugadores de la Arandina, condenados a 38 años de prisión, a raíz de una denuncia presentada por Unidas Podemos.
Fuentes fiscales han informado a Efe de que la Unidad de Criminalidad Informática del Ministerio Público ha decidido incoar diligencias de investigación en este caso a petición del grupo parlamentario, que denunció la distribución de los audios de la menor días después de la sentencia.
Unidas Podemos dirigía la denuncia por revelación de secretos o contra la protección del honor, la intimidad y la imagen de la menor contra los periodistas Cristina Segui y Alfonso Ussía; el subinspector de Policía Alfredo Perdiguero, y Bertrand Ndongo, un afiliado de Vox, así como el autor de la cuenta @MrKalimotxo.
Consideraba que, con la difusión de audios que forman parte del procedimiento judicial al que solo han tenido acceso las partes, se contribuía a la "revictimización" de la menor
Además, las fuentes indican que la Fiscalía, por su parte, ha pedido a Facua los certificados digitales de los que dispone que acreditan la distribución de los audios en el marco de las citadas diligencias.
Aparte del procedimiento en Fiscalía, esta asociación denunció hace una semana ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) la distribución de varios audios de Whatsapp de la víctima, una menor de 15 años en el momento de la violación.
El pasado sábado Twitter retiró dos enlaces que remitían a audios vinculados al caso a instancias de un expediente abierto por la AEDP.
Los tres exjugadores de la Arandina -en libertad en espera de sentencia firme- fueron condenados a 38 años de prisión cada uno por la Audiencia de Burgos, que les consideró autores de una violación y cooperadores necesarios en las otras dos.