Adjudicado el proyecto del nuevo hospital de Aranda

ADRIÁN DEL CAMPO
-

La mesa de contratación se decanta por la empresa Berna 10, que obtuvo la mejor valoración en la parte técnica y una buena puntuación con su oferta económica de un millón por debajo de los 2,9 licitados

Actual hospital comarcal de Aranda de Duero. - Foto: A. del Campo

La empresa redactora del proyecto del nuevo hospital de Aranda de Duero ha sido por fin elegida. Más de un año después de que se publicara la oferta, esta se ha resuelto a favor de Berna 10 Asesores Consultores. La mesa de contratación celebrada el pasado 27 de mayo ha propuesto a la presidenta de la gerencia regional de Salud, como órgano de contratación competente, la adjudicación a favor de la citada empresa, por lo que salvo sorpresa o recurso y a falta de un trámite, se puede dar por concedida la redacción del proyecto. A partir de este momento el reloj empieza a correr. Lo normal es que la adjudicación se formalice en uno o dos meses y desde entonces, los profesionales escogidos tendrán once meses para finalizar el proyecto del nuevo hospital comarcal, por lo que deberían entregar su trabajo el próximo verano.

La mesa de contratación se ha decantado por Berna 10 por "ser su oferta la de mejor relación calidad/precio a tenor de los criterios de adjudicación establecidos para este procedimiento". Asimismo, la adjudicación se ha cerrado por un importe de 1.537.795 euros, un importe del 21% de IVA de 322.936 euros, constituyendo un total de 1.860.731 euros. Una oferta económica que se sitúa aproximadamente un millón por debajo del presupuesto de licitación aprobado en su momento por la Junta de Castilla y León, que con impuestos alcanzaba los 2.915.000 euros.

¿La mejor oferta? A pesar de la sombra que siempre planea en las adjudicaciones públicas, donde el temor de que se opte por la oferta más baja a costa de una peor calidad de lo trabajos es difícil de esquivar y muchas veces se torna en realidad, en este caso no parece que haya sido así. La propuesta de Berna 10 Asesores Consultores es la que mejor puntuación obtuvo en los criterios técnicos, llamados oficialmente de valor, de entre los once candidatos que optaban a la licitación. De esta forma, la citada empresa fue la que mejor valoración tuvo en el cómputo global de los apartados calidad arquitectónica: características estéticas y de diseño; características funcionales, características técnicas constructivas y medioambientales del edificio y de las instalaciones y planificación de la obra. En total obtuvo 42 puntos, once más que la siguiente empresa mejor valorada, la UTE Roberto Atienza Pascual-José Enrique Jiménez Catalán-Elías Fernando Cruz Alonso-Neila Arquitectura SLP-Felix Ibáñez Marfi-Euring Ingenieros.

Para despejar las posibles dudas sobre si en esta adjudicación se han primado las ofertas a la baja, cabe destacar que la finalmente elegida, la de Berna 10, no fue ni siquiera la más barata, en concreto hubo tres proyectos más económicos que sin IVA oscilaban entre los 1.375.000 euros y los 1.450.000 euros. Mientras que la oferta de Berna 10, sin impuestos, alcanzaba los 1.537.795 euros. En la ponderación de los oficialmente llamados criterios evaluables mediante fórmulas se han incluido criterios económicos o de seguimiento del desarrollo de las obras, algo que tendrá que hacer la concesionaria durante los cinco años que se prevén de plazo para finalizar las obras una vez se concede la redacción del proyecto.

En el seguimiento, las once empresas aspirantes a la licitación han obtenido una puntuación muy similar, por lo que ha sido la oferta económica la que ha marcado la diferencia. En el cómputo global de la ponderación de los criterios evaluables mediante fórmulas no ha sido Berna 10 la compañía mejor valorada, ya que sumó 51,17 puntos, quedando por debajo de otras tres empresas que alcanzaron entre 53 y 55 puntos. Estas tres entidades son a su vez las tres que presentaron un proyecto más barato. A pesar de ello, Berna 10 finalmente se ha hecho con el contrato público por la gran diferencia que logró en la valoración de los apartados técnicos.

Con la adjudicación efectuada por la Consejería de Sanidad, Berna 10 será la encargada de una larga lista de funciones que de forma oficial se nombran así: redacción de levantamiento topográfico, proyecto de urbanización, estudio geotécnico, proyectos básico y de ejecución, proyectos específicos de instalaciones, estudio de gestión de residuos de construcción y demolición, estudio de seguridad y salud, proyecto ambiental, estudio acústico y proyecto acústico y dirección facultativa y coordinación de seguridad para las obras de construcción del nuevo hospital de Aranda, pero que se resumen como la redacción del proyecto.

Esto supone el primer paso para cualquier nueva construcción, por lo que todavía falta para ver finalizado el hospital de Aranda. Según lo marcado en la concesión quedarían cinco años, ya que es lo que marca la concesión para la dirección de obra, aunque los plazos son difíciles de cumplir. Solo el recién terminado proceso de licitación se ha dilatado más de un año por los diferentes recursos presentados.