Los 2 primeros hoteles reabren con reservas de empresas

B.G.R.
-

Se trata del Silken y el Boutique Museo, cuyo grupo también ha puesto en funcionamiento el Camino de Santiago, en Castrillo del Val. El sector cree que el grueso de alojamientos no lo hará hasta el escenario 3

El establecimiento de la avenida Arlanzón ha instalado mamparas protectoras en la recepción. - Foto: Luis López Araico

Un día antes de que el Gobierno declarara el estado de alarma el 14 de marzo comenzaron a conocerse los planes de cierre de hoteles en la ciudad, que se fueron produciendo en cascada a lo largo de las siguientes jornadas hasta llegar a un parón de la actividad, salvo para aquellos alojamientos que se han mantenido como esenciales. La posibilidad de reapertura se contempla en la fase 1 del proceso de desescalada, a excepción de las zonas comunes, restricción que desaparece en la 2. Aunque las previsiones de la patronal pasan por que el grueso de establecimientos esperará al siguiente escenario (el 3) para reabrir sus puertas, hay quien ha decidido adelantarse y lo hizo el lunes.

Tanto el Silken Gran Teatro, de cuatro estrellas, como el Boutique Museo, de tres, reanudaron la actividad, al igual que el Camino de Santiago, perteneciente a este último grupo y ubicado en Castrillo del Val. Por ahora, las reservas son escasas y todas de clientes de empresa, dado que el de ocio «aún no ha llegado». El alojamiento ubicado en la avenida Arlanzón tenía ayer ocupadas 10 de sus 117 habitaciones, según confirmó su directora, Ana de Pedro, quien justificó la decisión en la necesidad de «empezar a generar economía y poder sacar a trabajadores del ERTE». 

La puesta en marcha de este establecimiento supondrá también la reapertura de la terraza exterior de la azotea, aunque esta se producirá cuando lo permita la meteorología. De Pedro sí que avanza que habrá una modificación de horarios de la misma para dar mayor peso a la actividad de día durante  la semana porque «creemos que es lo que se está demandando». 

El Boutique Museo cuenta también con un protocolo de seguridad y desinfección diaria de las habitaciones.El Boutique Museo cuenta también con un protocolo de seguridad y desinfección diaria de las habitaciones. - Foto: Luis López Araico

En el caso del Boutique Museo, que también cuenta con terraza exterior en el jardín, su directora comercial, Carolina Alonso, subraya la importancia de «empezar a rodar» para cuando comience a llegar el grueso de huéspedes. Ayer por la mañana entraron las dos primeras reservas de clientes de empresa, que confía en que se incrementen, mientras que la compañía esperará a ver el funcionamiento de estos dos primeros alojamientos para decidir la reapertura del Vía Gótica, cuya cafetería sí que se plantean abrir en la fase 2.

Durante todo este tiempo, los responsables de estos hoteles han aprovechado para desinfectar al completo sus instalaciones y adoptar protocolos de seguridad, con la colocación de mamparas en la recepción, medición de distancias y aprovisionamiento de material de limpieza y de protección tanto para empleados como para huéspedes. «Hay que crear confianza en el cliente y que vaya perdiendo el miedo», señala Alonso.

En cuanto al resto de alojamientos, el vicepresidente de la Federación de Hostelería y representante del sector, Luis Mata, prevé que la mayoría de las reaperturas llegará en la fase 3, si bien reconoce que puede producirse un efecto llamada y se adelante alguna. La llegada de reservas para el verano continúa aunque a «ritmo lento», situándose en torno al 10 el 15% de la ocupación de la ciudad, de la cuales el 80% son turistas españoles.