Crecen las exportaciones tras dos años de caídas

J.M.
-
Crecen las exportaciones tras dos años de caídas - Foto: Luis López Araico

Las ventas al exterior de las empresas burgalesas aumentaron un 3% el ejercicio pasado y superaron los 3.200 millones de euros. El sector químico acaparó un tercio del volumen total de las operaciones

Las exportaciones de las empresas burgalesas volvieron a crecer en 2018 tras dos años de retroceso. Las ventas al exterior alcanzaron los 3.205 millones de euros, se incrementaron un 3,1% respecto a 2017, pero no consiguieron despejar las dudas sobre la teoría de una desaceleración económica a la que cada vez más se suman más voces y más indicadores.
Las exportaciones no pudieron contradecir los mensajes sobre una ralentización del crecimiento económico ya que en diciembre volvieron a caer un 3%. En 6 de los últimos 7 meses, las ventas al exterior de las empresas burgalesas han registrado caídas y solo el buen arranque del ejercicio ha impedido que no se cerrara el tercer año consecutivo de retroceso.
Frente a esta mala tendencia también cabe recordar que las exportaciones burgalesas cayeron en 2016 y en 2017 y no por eso se advirtió una desaceleración. Eso sí, entonces el descenso se atribuyó al sector farmacéutico (posiblemente a una cuestión organizativa de GSK)y no a una ralentización generalizada de la economía.
La visión más optimista y menos alarmista de 2018 se muestra en que fue el tercer ejercicio con más exportaciones de la historia. Los mejores años, por este orden, fueron 2015 y 2016 con unas ventas al exterior que alcanzaron los 3.604 y los 3.519 millones de euros. Eso sí, no es menos cierto que ahora se facturan 400 millones menos al año que en el mejor momento del comercio exterior.
Burgos volvió a ser en 2018 la tercera provincia con más exportaciones de la región y consiguió recortar distancias con Palencia y Valladolid, a quienes parece que les pesó la incertidumbre que se asentó en el sector de la automoción en la segunda mitad del año. En tierras palentinas las ventas al exterior retrocedieron un 6,9% y alcanzaban los 3.233 millones de euros (solo 28 más que Burgos) y en la provincia pucelana llegaron a los 5.384 millones tras caer un 7,1%.
La hegemonía exportadora de estas tres provincias en la región fue de nuevo incuestionable. Solo entre ellas acapararon el 77,4% de todas las ventas al exterior que se realizaron desde Castilla y León durante 2018. El 21% correspondió a Burgos, Palencia se movió en un porcentaje ligeramente superior y Valladolid acaparó más del 30%.
Las importaciones realizadas por la provincia de Burgos alcanzaron los 2.598 millones de euros y aumentaron un 3%. El saldo comercial se resolvió con un superávit de 306 millones, un 3,6% superior al registrado en 2017.
sectores. Los datos publicados ayer por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo no permiten saber aún el comportamiento de cada uno de los sectores, aunque sí anticiparon, en un sentido muy amplio, que la exportación de productos químicos   desde la provincia de Burgos alcanzó los 1.049 millones de euros. Lo que significa que creció un 15,4% respecto a 2017 y que por sí sola representó un tercio de las ventas al exterior.
El siguiente sector que cerró el ejercicio con un importe más elevado de las exportaciones fue el de las semimanufacturas no químicas. Estas ventas sumaron cerca de 577 millones de euros y crecieron un 4,7% respecto a 2017.
En el conjunto de Castilla y León las exportaciones cayeron el 2,1% y en España crecieron el 2,9%.