Nuevo examen a domicilio

DPA / Madrid
-

El Real Madrid se enfrenta al Betis en el Villamarín en otro intento de acercarse al Barcelona

Nuevo examen a domicilio

El Real Madrid afrontará hoy un nuevo episodio en su intento de dar caza al Barcelona con la visita al Betis, muy herido tras su durísima derrota ante el Sevilla.
La decimotercera jornada de Liga tendrá buena parte de los focos puestos en lo que ocurra en el estadio Benito Villamarín, con dos equipos que, por diferentes motivos, han sido objeto de críticas en los últimos días.
El Real Madrid llega a la cita ocho puntos por debajo del Barcelona, que mañana visita al Levante, y después de lograr su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones, aunque como segundo de grupo.
El conjunto blanco empató el pasado miércoles en su visita al Manchester City en un partido paradigmático de lo que viene ocurriendo toda la temporada, en la que alterna grandes momentos de juego con otros llenos de sombras. ¿Qué cara mostrará en el campo del conjunto verdiblanco?
Es probable que Mourinho devuelva la titularidad al alemán Mesut Özil después de ser suplente en el Etihad Stadium. Por lo demás, no se esperan muchos más cambios y, por supuesto, jugará Cristiano Ronaldo, quien lleva dos partidos seguidos sin marcar.
«Tenemos que estar a lo nuestro, sin preocuparnos de lo que hagan los demás. Nuestro pensamiento es solo ganar los tres puntos», afirmó Aitor Karanka.
Enfrente, el Betis recibe al vigente campeón en el peor ambiente posible, pues durante toda esta semana ha tenido que soportar los continuos reproches de su hinchada tras caer por 5-1 ante su más encarnizado rival, el Sevilla.
El equipo de Pepe Mel pretende dejar atrás su mala racha de dos derrotas consecutivas ante un Real Madrid que en la última década le ha vencido en su campo en cuatro ocasiones y únicamente ha sumado una derrota.
Para añadir más problemas, el  técnico no podrá disponer de su habitual eje de la zaga por las lesiones del polaco Perquis, el brasileño Paulao y Mario. Además, tampoco podrá jugar el centrocampista Rubén Pérez por sanción.

Mourinho no habla. Por otro lado, José Mourinho se puso ayer el disfraz del escapista Harry Houdini y evitó a una prensa que esperaba ansiosa respuestas a la ola de rumores surgidos en las últimas horas. Así, los periodistas se quedaron sin escuchar las impresiones del luso sobre asuntos como el inexistente reconocimiento de la UEFA a sus 100 partidos en la Champions, el eventual distanciamiento con Florentino Pérez y diversos temas disciplinarios.
La ciudad deportiva blanca amaneció con una información del diario El País, que aseguró que «Pérez niega al mánager el poder que le reclama hasta que no consiga la ‘décima’». Según el texto, Mourinho pidió el traspaso de Kaká y sanciones disciplinarias para Casillas y Sergio Ramos, algo que desatendió el presidente. Además, Pérez también se habría negado a contratar a un arquero que haga sombra al capitán y habría renunciado a situar un portavoz del gusto del entrenador.
Siguiendo con éste último asunto, As también reveló que Mourinho pidió a sus dirigentes la contratación de Fernando Hierro como representante del club ante instituciones y medios. Pero el mandatario también se habría negado a esta petición por las malas relaciones que mantiene con el exfutbolista y por preferir al inglés David Beckham para ese cargo.
Al ser cuestionado por la información, Karanka respondió así: «Hay respuestas y periodistas que no merecen la pena».