El 43 Festival de Folclore se aplaza a 2021

I.L.H.
-

La cita internacional se pospone al año que viene mientras el Comité prepara «alguna actuación puntual» para las fechas de agosto de las fiestas alternativas

El 43 Festival de Folclore se aplaza a 2021 - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Ha costado mucho tomar  la decisión «porque el Festival está muy arraigado en Burgos y nos costaba que la ciudad no pudiera contar con él en julio». Pero la imposibilidad de que «las plazas puedan estar llenas, como lo han estado siempre», ha ayudado a inclinar la balanza. El Comité de Folclore ha esperado a junio con la esperanza de que las medidas de salud permitieran mantener la cita, pero finalmente han decidido posponerla ante la incertidumbre sobre la reapertura de fronteras internacionales y la posibilidad de que hubiera bajas  entre los asistentes por no querer viajar a España por la crisis sanitaria. 

«Hemos valorado también lo de celebrar un festival alternativo con grupos locales y nacionales, pero  resulta difícil en estos momentos porque las agrupaciones llevan tiempo sin ensayar y de momento es complicado que lo retomen porque la distancia en el baile no se puede guardar», añaden desde el Comité. Así que, muy a su pesar, en 2020 no habrá festival. «De ánimo estamos bien. Expectantes, como todos, por saber cómo va a evolucionar la programación cultural y lo que le rodea», subrayan.

Pero en lugar de cancelarse, la edición número 43 del Festival Internacional de Folclore se traslada a 2021, con el compromiso de asistencia de los grupos que estaba previsto participaran este año. Así que, si no hay ningún virus que lo impida, el año que viene acudirán a la plaza San Juan agrupaciones de Guinea-Bisáu, Bolivia, Armenia, Estados Unidos, Islas Marquesas y Ronda (Málaga).

En compensación y para quienes añoran el folclore, el Comité baraja programar «algunas actuaciones puntuales» para las fechas de finales de agosto en las que el Instituto Municipal de Cultura anunció que concentrará la organización de actividades para celebrar algo parecido a unas fiestas alternativas, una vez suspendidas las de San Pedro y San Pablo. 

presupuesto para cultura. Los miembros del Comité de Folclore han pedido a la presidenta del IMC, Nuria Barrio, que la cuantía económica que el Ayuntamiento iba a destinar al Festival, se dedique a cultura. Esa misma petición la hicieron también los miembros del Colectivo Tribu ante la suspensión del festival de septiembre. Ambos demandan que se destine a ayudar a la producción y los artistas locales, que también están sufriendo -y mucho- por la crisis del coronavirus.