scorecardresearch

"Con tantas trabas no habrá más fiestas en los barrios"

C.M.
-

Cuatro barrios organizaron en 2020 los actos coincidiendo con un cambio en el modelo de subvenciones que no llegó a aprobarse. Muchas asociaciones no han cobrado todavía el 30% de la ayuda de los festejos de 2019

Celebración de las fiestas de San Pedro y San Felices en febrero de 2020. - Foto: Jesús J. Matías

«Como sigan poniendo tantas trabas no se volverán a organizar fiestas en los barrios». Es la reflexión que hace el presidente de una peña de la zona sur que tradicionalmente se encarga de coordinar estos eventos pero puede extenderse a otras asociaciones o consejos de otras zonas de las ciudad. Los continuos cambios en el modelo de gestión de las ayudas municipales han acabado por generar un gran malestar por el hecho de que los organizadores han tenido que poner el dinero de su bolsillo para pagar a los proveedores, que lógicamente les exigían cobrar por los servicios prestados.

Organizaciones de cuatro barrios deberán solicitar lo que se denomina una reclamación patrimonial al Ayuntamiento para cobrar las ayudas correspondientes a la organización de las fiestas de 2020. Son de San Julián, San Pedro de la Fuente, San Pedro y San Felices y Gamonal, que sí pudieron organizar estos festejos al celebrarse antes del estado de alarma por la pandemia (14 de marzo). 

El concejal de Participación Ciudadana, Adolfo Díez, reconoce que es la fórmula que ha encontrado la Asesoría Jurídica para que a estos cuatro barrios «se les compensen» los gastos derivados de «una subvención que no se ha producido». 

Cabe recordar que el Instituto Municipal de Cultura realizaba una convocatoria anual dotada de 160.000 euros a 1a que concurrían todas las asociaciones de barrio o peñas. Presentaban una memoria con las actividades y se les concedía un montante económico, abonándose un 70% y luego el 30% restante tras haber justificado la primera parte y se responsabilizaban de todo. Sin embargo, en 2019 con el problema surgido con la sardina en Carnaval se les obligó a redactar planes de emergencia y muchas organizaciones optaron por suprimir las verbenas al ser los eventos que más problemas generaban. 

Con la llegada del PSOE a la Alcaldía se apostó por un modelo mixto en el que el Ayuntamiento se encargaba de la organización de las verbenas y del plan de seguridad y las asociaciones del resto de actividades. El tiempo se echó encima y no fue posible redactar las bases y la convocatoria para las fiestas de 2020. In extremis el Ayuntamiento contrató las verbenas y la seguridad de estas cuatro fiestas que se celebraron en enero y febrero y ahora trata de «compensar» el gasto que les generaron las otras actividades. 

Sin cobrar parte de 2019. Mientras numerosos barrios todavía no han cobrado el 30% de las subvención de las fiestas de 2019. El 70% se abonó en noviembre pero un cambio en los criterios de justificación de Intervención retuvo el resto del dinero. El Consejo del IMC dio ayer luz verde al pago del 30% a asociaciones de los barrios de Cortes (2.075 euros), La Ventilla-Villayuda (1.770) y San Pedro y San Felices (2.079) y se espera pagar al resto en junio.