La transformación integral de La Picota, lista en dos meses

R.C.G.
-

Se está recuperando la ladera norte tras invertir más de 500.000 euros en el paraje en los últimos años

La transformación integral de La Picota, lista en dos meses

La Picota es uno de los parajes naturales más emblemáticos de la ciudad aunque durante años ha estado desaprovechado. La apertura del Castillo dio un nuevo impulso a la zona, lo que animó a la Fundación Coral a invertir una suma importante en su reforestación para mostrar otra imagen a los miles de visitantes que se acercan a ver la fortaleza. También se colocó un nuevo mirador panorámico y se ha creado una red de senderos para unir el cerro con el monte de Sagrados Corazones. En total el gasto ha ascendido a más de medio millón de euros. Solo quedaba pendiente adecentar la ladera norte para completar el lavado de cara. Un programa regional ha permitido acometer esta actuación, que se espera finalizar en abril. El primer paso es desbrozar cerca de una hectárea de terreno comprendido entre la antigua fábrica de harinas y las vías del tren, cubierto por la maleza y que incluso ha sido utilizado como improvisado vertedero. A raíz de las tareas de limpieza que se están ejecutando, han quedado al descubierto alguna de las terrazas. Otras están inutilizables ya que en estos años se han producido movimientos de tierras y desprendimientos. La idea ahora es "reducir las pendientes y construir un camino que permita un acceso amable para casi todas las edades", aseguran los encargados del proyecto. La única forma de subir a La Picota desde la carretera de Orón son unas escaleras estrechas que hasta ahora estaban casi tapadas por la maleza, por lo que se pretende adecentar un camino que permita ir salvando el desnivel (aproximadamente 70 metros desde la carretera hasta la cima) sin que la subida requiera un gran esfuerzo físico ya que la idea es que el itinerario pueda ser utilizado para pasear. En cuanto a la naturaleza, se respetará al máximo la existente, eliminando solo los árboles que no tengan buena salud. En este sentido los olmos son los más afectados, mientras que laureles y fresnos se están pudiendo salvar casi todos. Además a lo largo de la subida se colocarán bancos y barandillas para facilitar el descanso y garantizar la seguridad. Una vez finalizados los trabajos, La Picota lucirá un aspecto totalmente renovado. En los últimos tiempos han sido constantes las mejoras llevadas a cabo para poner en valor un paraje que estaba casi olvidado, desde la reforestación hasta la construcción de un mirador. La inversión para adecentar la ladera norte rondará los 169.000 euros, dinero que aporta en un gran porcentaje la Junta a través de un programa mixto que incluye formación de personal y trabajo práctico. Esa cantidad incluye otra actuación posterior en la ribera del río, desde el paraje de la Arboleda hasta Ircio.