Morales y Peña, únicos liberados del equipo de gobierno

S.F.L.
-

Muchos vecinos ven «innecesaria» la decisión tomada por el alcalde socialista. Cada edil recibirá 150 euros por acudir a los Plenos, 75 por la Junta de Gobierno y Portavoces y 50 por las Comisiones

El 13 de junio el PSOE y Asamblea Briviesca lograron llegar a un acuerdo y firmaron el acta de gobierno en coalición. - Foto: S.F.L.

El alcalde de Briviesca, Álvaro Morales, ha desvelado la principal novedad que tendrá su equipo de trabajo respecto a la anterior legislatura. Pasará de haber un liberado a dos. Es decir, a parte del regidor, el primer teniente de alcalde Marcos Peña, tendrá dedicación exclusiva y por ello cobrará una paga. Una decisión que no ha sentado del todo bien a los briviescanos y que muchos consideran que «es una medida inncesaria» en la ciudad. 
El total del sueldo bruto que recibirán entre los dos será de 44.100 euros aproximadamente. El alcalde percibirá 25.200 euros brutos anuales, que viene siendo lo mismo que 1.800 mensuales y el primer teniente de alcalde 18.900 brutos anuales, 1.350 al mes repartidos en 14 pagas. Este cambio, que hace que los responsables que se dedican únicamente a las funciones se duplique, y otros asuntos, tendrán que ser conformados en el Pleno extraordinario del 3 de julio, algo que no supondrá ningún problema por el gobierno de coalición que han pactado entre el PSOE y Asamblea Briviesca.
Con la ampliación, además del alcalde, se dedicará solo a sus funciones el nuevo concejal de Hacienda, el ex regidor Marcos Peña, que aglutinará la gestión económica y financiera del Consistorio, la tesorería y la recaudación, el desarrollo presupuestario, contrataciones y compras, el archivo, las transparencia y el desarrollo de la administración. 
A pesar de lo que se ha especulado desde que se diese a conocer el acuerdo firmado entre las dos formaciones, no habrá más concejales liberados. En la propuesta que el equipo de gobierno llevó a la Junta de Portavoces que se celebró el pasado jueves y en la que participó también la oposición, se habló de las cuantías que percibirán los concejales de la Corporación por acudir a las reuniones pertinentes. Cada edil recibirá 150 euros por Pleno, 75 por las Juntas de Gobierno y de Portavoces y 50 por Comisiones. Morales y Peña no cobrarán ninguna gratificación por asistir a dichas asambleas al estar liberados. 
«Recibimos también propuestas de que algún miembro de la oposición fuese liberado e incluso de hacer asignaciones por grupo. El inconveniente con el que nos encontramos en la Junta es que a la oposición no le parece bien que Marcos esté liberado, a pesar que entre los dos no alcanzamos  la cuantía económica máxima que podría tener uno solo», recalca el regidor. María Guimarey, portavoz de Ciudadanos sentencia que lo de «la carga de trabajo es una excusa y la liberación del edil es un pago de la silla del alcalde. Mi grupo está totalmente en contra». Según el regidor, Peña «no exigió» en ningún momento la dedicación exclusiva para llegar al pacto y añade que «será liberado porque llevará una concejalía muy importante y con mucha responsabilidad» como es Hacienda. Durante los próximos cuatro años se redactarán pliegos importantes como la de la recogida de basuras, la limpieza viaria y el agua y de obras como la del centro de día. 
Peña confirma las declaraciones del regidor y aclara que la idea de liberar al primer teniente de alcalde sale como «consecuencia de la organización que desea el PSOE» para el Ayuntamiento, no fue una condición que hubo para pactar. «Otra cosa es que se haga demagogia con esto. Por esta regla de tres, un concejal de la oposición por no gestionar nada es exagerada la cantidad de dinero que se le paga. El sueldo que recibimos tanto Morales como yo no es como para vivir de la política. En la anterior legislatura, cuando me fijé el salario, al PP le pareció escaso porque lo que les preocupa es que cuando les toque gobernar no les de para vivir».


Las más vistas