El líder visita el Príncipe de Asturias

J.A.D.C.
-
Los ribereños deberán fortalecer su defensa para evitar la potencia de fuego navera - Foto: Julio Calvo

BM Nava llega a Aranda con una racha de tan sólo una derrota en los últimos ocho partidos (19.00h.)

A por el más difícil todavía. El Blasgón y Bodegas Ceres recibe este sábado a partir de las 19.00h. en el Príncipe de Asturias a BM Nava, férreo líder de la categoría y conjunto que parece estar atravesando por su mejor momento de la temporada. Así al menos lo demuestra la increíble racha de resultados acumulada en las últimas semanas. Pleno de victorias desde el pasado 15 de diciembre y trayectoria autoritaria que ha permitido a la entidad navera sumar de forma constante para despegarse del segundo clasificado de la liga, BM Alarcos Ciudad Real. Unas cifras que podrían resultar de infarto, de hecho lo son, pero que a pesar de todo no amilanan al conjunto arandino en su búsqueda de la permanencia.

Y no lo hace porque el cuadro amarillo también está surcando su mejor momento del curso. La plantilla ribereña suma siete puntos en este 2019 y tan sólo ha salido derrotado de su compromiso a domicilio en Antequera. Números que hablan bien del trabajo realizado hasta la fecha y que dan soporte a un juego cada vez más solvente y "maduro".

Por esa razón, existe cierta expectativa de lo que el Blasgón y Bodegas Ceres pueda hacer en el derbi ante el club segoviano. También desde dentro del equipo, donde Juan Moreno alaba la actuación de su rival, pero apuesta por encontrarse en la mejor situación posible para poder dar la sorpresa ante el líder. Para ello, no obstante, sabe que su equipo debe de hacer bien las cosas. Tanto en defensa como en ataque. Elementos complementarios entre los que apunta directamente a "detener" la ejecución de Agustín Casado y tratar de que "la gestión del equipo" de Carlos Villagrán sea "lo más pobre posible" para minimizar al equipo rival. Si sus jugadores son capaces de cuadrar esos elementos en partido, las puertas a la sorpresa bien podrían abrirse a la gesta amarilla.