Grisaleña, pionera en tener muestras de olor de sus vecinos

S.F.L.
-

Ucas de Arrate (rastreo con perros) colaborará con el Ayuntamiento para llevar a cabo esta acción preventiva, que puede acelerar el tiempo de búsqueda de una persona

Miembros de Ucas de Arrate posando con alguno de sus perros de rastreo y con sus nuevos desfribiladores.

La Unidad Canina de Rescate Ucas de Arrate de Cubo de Bureba, colaborará con el Ayuntamiento de Grisaleña para convertirlo en el primero de toda la comarca burebana en tener una base de datos de olores personales de sus vecinos, para que en el caso de que se pierdan o se desorienten, la Asociación pueda hacer un rastreo oloroso en una acción de búsqueda de personas desaparecidas.  
Esta acción preventiva puede ayudar en acelerar la búsqueda de una persona extraviada. Para ello, Ucas de Arrate necesita una muestra para empezar la exploración con los perros. Si una persona desaparece y se llamase a la Unidad Canina de Cubo, antes de comenzar con el rastreo, tendrían que dirigirse al domicilio de esa persona y tomar una muestra que no esté contaminada, algo muy complicado. 
Se ha diseñado un protocolo de actuación en Grisaleña para que en el caso de que un individuo se extraviara, a parte de llamar a los equipos de emergencia como la Guardia Civil y Bomberos, Ucas de Arrate pueda optar a tener una muestra de ese vecino y así los canes tendrán un olor directo para comenzar la búsqueda cuanto antes. «De esta manera se acelera mucho el proceso y se ganan muchas horas, en un rescate el tiempo es vital», declara Aitor Goikoetxea, alcalde de Grisaleña.
Las muestras de olor serán voluntarias, todo aquel que quiera podrá hacérselas. El pueblo, que ha iniciado ya la campaña ‘No te pierdas’,  pondrá a disposición del ciudadano un sistema de custodia de olor. Las muestras, que tendrán una validez de cinco años, se tomarán con gasas esterilizadas en la zona del cuello y pecho,  y después se guardarán en un bote. Serán anónimas y estarán custodiadas en el Ayuntamiento, de esta manera se garantizará la privacidad de cada una de ellas y en caso de que se necesite, se abrirán. 
Esta novedosa acción preventiva en la búsqueda de personas se presentará el 6 de julio en la Plaza del Peral de Grisaleña donde también se realizará la firma del acuerdo de colaboración con Ucas de Arrate. La Unidad Canina de Rescate ejecutará una exhibición con sus perros para demostrar a los vecinos la importancia de la campaña ‘No te pierdas’.
Dicha entidad de Cubo de Bureba son desde hace pocos días un equipo cardio protegido al disponer de dos desfribiladores semiautomáticos (DESA) que llevan en sus vehículos, convirtiéndose pioneros en tener ésta equipación en toda La Bureba. Tras una exhibición de rescate en la XXXIV Exposición Canina Internacional celebrada en Medina de Pomar, la Asociación Canina Burgalesa-Soriana quiso tener un detalle con ellos y les entregó los dos aparatos. «Ahora estamos cardio protegida y con ella los ciudadanos. Estos donativos nos llenan de esperanza a nosotros y ayudan a las personas», afirma Valeriano de la Calle, responsable de la entidad. Los instrumentos irán instalados en sus vehículos, así se moverán con ellos allá donde vallan y si alguien requiere de su utilización, podrán hacerlo sin ningún impedimento. 
Ucas de Arrate comenzó su andadura en el 2011 en Eibar (Guipúzcua), aunque actualmente su sede principal se encuentra en la localidad de Cubo. Se trata de una Asociación pequeña que ha ido creciendo a lo largo de estos ocho años. Acabaron en La Bureba porque están a expensas de sus seis perros, «ellos son los que mandan en nuestra casa y para ellos es mejor vivir en un pueblo pequeño», explica de la Calle. Trabajan con cuatro Border Collie y dos Bloodhound o Perro de San Huberto. Sus acciones consisten cen es participar en búsquedas de desaparecidos con un rastro específico y un olor de referencia. Utilizan siempre la técnica de rastreo no la de venteo, que es la apropiada para localizar a individuos que se encuentran quietos. Desde que se trasladaron a Cubo han colaborado en unos 10-15 casos al año. «Somos voluntarios y no podemos hacer más, sino podríamos estar 24 horas al día. En España cuatro personas se pierden cada jornada», sentencia.


Las más vistas