scorecardresearch

El colectivo como principal fortaleza

ROBERTO MENA
-

En esta primera vuelta liguera, el grupo se ha convertido en la mejor arma del Burgos CF. Las rotaciones han sido continuas y todos los futbolistas han tenido su oportunidad en alguna ocasión

Piña de los jugadores del Burgos CF celebrando un gol. - Foto: Jesús J. Matías

El Burgos CF ha completado una notable primera vuelta en la que ha sumado 28 puntos.Está en el camino correcto para conseguir su objetivo, la permanencia, y el colectivo se ha convertido en su principal fuerza para ser competitivo en la mayor parte de los partidos. Alguno de los futbolistas han brillado más que otros, aunque si por algo se ha caracterizado el conjunto de Julián Calero ha sido por su poderío como grupo. 

En el vestuario no existe una estrella que marque claramente la diferencia, lo que ha permitido que el cuerpo técnico haya cambiado de piezas de forma habitual y el equipo no se haya resentido.  Calero ha insistido en muchas de sus intervenciones que cuenta con una plantilla en el que todo los jugadores tienen un nivel similar, lo que se ha convertido en una de las virtudes de este Burgos CF.

Las rotaciones han sido protagonistas durante la mayor parte de este primera vuelta y se han intensificado cuando el calendario se ha apretado y el equipo ha tenido que jugar entre semana. En muchas de sus intervenciones Calero hablaba de «menear el avispero» para que todos sus pupilos se activaran.

Todos los integrantes de la plantilla han sido por lo menos una vez titulares y han tenido alguna oportunidad a lo largo de los 21 primeros partidos de Liga. El único que aún no ha debutado es Óscar López, tercer portero que juega habitualmente con el filial en la Segunda RFEF.

Pese a que la fuerza del Burgos CF se ha basado en el colectivo y los cambios han sido habituales cada semana, hay jugadores que no han entrado en estas rotaciones. El ejemplo más claro es el de Unai Elgezabal, que sobre todo ha jugado como mediocentro y ha sido titular siempre que ha estado disponible. Es el que más minutos acumula sobre el terreno de juego y una pieza básica en el esquema de Julián Calero.

Con el paso de las jornadas ha habido hombres que han ido ganando e importancia. Pablo Valvarce es un jugador imprescindible en ataque y no solo porque haya marcado 6 goles, sino por todo lo que genera. Juanma también se ha mostrado como un jugador incisivo, aunque su mejor nivel siempre lo ha exhibido en los partidos de casa.

A Miki Muñoz le costó entrar en los planes de Calero, pero se ha convertido en uno de los fijos. Le ha ganado la partida a un Andy, que comenzó el curso como titular pero en los últimos partidos  le está costando entrar en el once. 

Delanteros. La idea inicial de Julián Calero era jugar con una referencia arriba y Álex Alegría se convirtió en el elegido, aunque con el paso de las jornadas se vio obligado a cambiar de táctica, ya que el jugador cedido por el Real Mallorca no acaba de funcionar. Guillermo está ya por encima de él, aunque tampoco es la primera opción, ya que Calero ha optado por la movilidad que le dan en punta hombres como Valcarce, Juanma o Ernesto.