La pandemia hunde un 62% los contratos a mayores de 45 años

David Alonso
-

El desplome es 5,5 puntos superior al registrado en el conjunto del país y supone que se dejaron de firmar más de 12.140 contratos, según Randstad

El sector primario ha sido el menos castigado en el descenso de contratos registrados a mayores de 45 años. - Foto: Eugenio Gutiérrez

Castilla y León sigue navegando por la fase 0, sin embargo, las malas noticias económicas y laborales siguen llegando y copando de números rojos los principales indicadores económicos y laborales. El último varapalo conocido afecta a uno de los colectivos más importantes del mercado laboral de la Comunidad: los mayores de 45 años. Según un informe publicado ayer por Randstad, el grueso de la fuerza productiva de Castilla y León ha visto como la contratación de este grupo de edad se ha derrumbado un 62 por ciento en abril, lo que supone la perdida de más de 12.000 contratos. Un porcentaje que sitúa a la Comunidad entre las regiones con peores cifras al respecto, superando en 5,5 puntos la media estatal.
Esta caída se traduce en que en Castilla y León se dejaron de firmar 12.142 contratos, pasando de los 19.705 de abril de 2019 a los 7.563 actuales. En este caso, la tipología de los contratos no ha manifestado grandes diferencias entre indefinidos y temporales. En el primer caso, Randstad percibe un derrumbe de la contratación indefinida del 64,6%, pasando de las 1.902 firmas de 2019 a las 673 actuales, menguándose su peso con respecto del total hasta el 8,9%. La temporal, por lo tanto, ha tenido una reducción menos acentuada, del 61,3%, aunque aun así grave, ya que pasó de 17.803 contratos a solo 6.890, aumentando su peso hasta el 91,1%.
«Los mayores de 45 años son profesionales con experiencia y con una formación cada vez más alta, que han sido muy apreciados para llevar a cabo determinadas tareas en los llamados sectores esenciales», asegura Valentín Bote, director de Randstad Research, que lamenta que, «por desgracia, los menores de 25 son los que están sufriendo la mayor destrucción de empleo, mientras que las caídas entre los profesionales de entre 25 y 45 son muy pronunciadas al concentrar mayores volúmenes de contratos. A veces nos referimos a los mayores de 45 como uno de los colectivos más vulnerables del mercado laboral cuando son, en realidad, uno de los principales motores de la economía».
Sectores

No obstante, no todos los sectores productivos se han comportado igual ante la pandemia, y la agricultura ha sido donde menos se ha reducido la contratación a mayores de 45 años, con una caída del 11,7% a nivel nacional. Otro mercado con una caída discreta ha sido la construcción, que ha registrado un descenso del 29,2%, mientras que la industria ha visto reducir en un año los contratos en un 48,2%. Donde más impacta la pandemia es, sin duda, en el sector servicios, que se lleva la peor parte, y durante este mes de abril ha reducido su contratación en un 71,7%. «Este comportamiento de la contratación a mayores de 45 en el sector primario está muy influenciado por el considerable aumento de la demanda de profesionales en la agricultura para la recolección de las cosechas durante el confinamiento, una actividad primordial para el suministro», concluye Valentín Bote.