Dueños del medallero iberoamericano

Europa Press
-

Pese a la ausencia de Sandra Sánchez o Damián Quintero, España copa el ránking con nueve metales gracias a las actuaciones de sus karatecas más jóvenes, valedoras de seis oros y tres bronces

El equipo español ha terminado este fin de semana, gracias a sus nueve medallas, en lo más alto del sumario de metales en el Campeonato Iberoamericano de kárate, celebrado en Los Cabos (México) y donde no han participado referentes nacionales como Sandra Sánchez o Damián Quintero. 
Tampoco había acudido a tierras mexicanas Laura Palacio, otro foco de la delegación española en las últimas citas internacionales. El descanso de los grandes nombres del kárate nacional, debido a una larga temporada, ha permitido que los más jóvenes acaparen el protagonismo. 
En la modalidad de kata, han conseguido la medalla de oro Raquel Roy y Sergio Galán, mientras que la medalla de bronce ha sido para Lidia Rodríguez. En la modalidad de kumite, los oros han sido para Nadia Gómez, Adriana Gil, Alejandro Ortíz y Rafael Ibáñez. En esta misma modalidad, han obtenido bronce Alberto Delestal y Lander Orbea. 
El sanfernandino Sergio Galán, además, ha logrado el oro por segundo año consecutivo. En la final se ha impuesto al venezolano Cleiver Casanova por 4-1, colgándose su medalla número 35 en categoría absoluta. Pero antes de llegar a dicha final individual, el actual tricampeón de Europa por equipos había vencido 4-1 al dominicano Joseph Arango y 5-0 al salvadoreño Mario López. 
Todos los españoles ya habían participado con regularidad en categorías inferiores y, en esta ocasión, han dejado una grata impresión entre la élite. Detrás de este trabajo estaban el madrileño Francisco Salazar en kata y el cordobés César Martínez Blanes en kumite, ambos técnicos de la Real Federación Española de Kárate (RFEK).