Rally hasta la consulta

L.M.
-
Rally hasta la consulta - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

Usuarios del hospital Divino Valles denuncian el deplorable estado del acceso al complejo, lleno de baches y con alguna farola rota

Ir a un hospital no es -casi siempre- plato de buen gusto.Tener que acudir a un centro de esta naturaleza está relacionado con problemas de salud que nadie quiere sufrir. Pues bien, el camino que los burgaleses realizan hasta el Divino Valles es, si cabe, el doble de tortuoso.

A las pocas ganas que uno ya de por sí tiene de acercarse se le suma el calvario de llegar hasta su entrada. Desde el cruce con la avenida Islas Baleares, los usuarios deben tomar una carretera de acceso hasta el aparcamiento, que apenas cubre 200 metros, pero que para muchos se convierte en todo un rally. El vial, de un carril por sentido, tiene dos aceras en cada lado, por donde se puede llegar a pie. El estado de estas podría calificarse como correcto, pero si saltamos a la calzada la calificación baja enteros a pasos agigantados. «Cuando el autobús de la mañana sube hay que agarrarse rápidamente a lo que puedas. Nos podemos caer, y ya tenemos una edad...» admite Anabel, que acude regularmente a sacarse sangre a la Hermandad de Donantes, que tiene su sede en el complejo. La presencia de baches es constante en todo el recorrido, y a medio camino sobresale especialmente uno, que se ‘adentra’ en el suelo lo que mide una mano. «Los conductores suelen tener cuidad, pero si por lo que sea la rueda pilla el bache, el autobús se mueve como una atracción de feria», indica.

En la misma línea se muestra Antonio, otro usuario que destaca el mal estado del aparcamiento. «Hay cantillos, piedras sueltas, socavones... ¡quizás por eso apenas hay coches!», lamenta.

Las señales horizontales en el suelo, véase pasos de cebra o indicadores de dirección, hace años que no reciben una mano de pintura, y los laterales de las aceras y las jardineras están llenas de hierba, que brota sin control. El edificio es propiedad de la Diputación de Burgos, pero según apuntan fuentes de esta institución, se cedió todo a la Junta de Castilla y León hace años.

 

DEPENDENCIAS

En la actualidad, el Divino Valles acoge a la citada Hermandad de Donantes de Sangre, la unidad de Salud Mental y Hospital de Día y el Instituto Anatómico Forense. Además, el Pleno de la Diputación aprobó a principios de año la cesión a las Hermanas Hospitalarias de una planta para trasladar a estas instalaciones su servicio de atención a personas con discapacidad intelectual mientras realizan la reforma del centro asistencial e instalaciones que tienen en la calle Delicias de la capital.