scorecardresearch

Sembrando burgalesismo

ROBERTO MENA
-

La Federación de Peñas del Burgos CF, creada el pasado verano, quiere aprovechar el momento de ilusión que se vive en torno al cuadro blanquinegro para que el sentimiento por el club aumente y se arraigue en la ciudad

Jugadores y técnicos celebran junto a la afición la victoria ante el Real Valladolid. - Foto: Alberto Rodrigo

La Federación de Peñas del Burgos CF inició su andadura el pasado 31 de julio con 11 asociaciones y en estos momentos ya cuenta con 13. «Nuestro objetivo es que en la capital y la provincia aumente el sentimiento de burgalesismo», señala Rodrigo Santillán, presidente del colectivo de aficionados. El Plantío fue en los últimos años uno de los estadios más animosos de la Segunda B y un salvavidas para el Burgos en sus etapas de zozobra en las que la meta a final de temporada era evitar el descenso de la forma más holgada posible. Pese a que el equipo no acababa de carburar y transitaba por la tercera categoría del fútbol nacional con escasas aspiraciones de ascenso, la ilusión fue creciendo entre la afición local.

La federación de peñas blanquinegras quiere aprovechar el buen momento deportivo para que la masa social aumente y el club tenga una mayor presencia en la ciudad. «El equipo ha subido a Segunda División y en la entidad están tratando de mejorar y profesionalizar las distintas áreas. Nuestra intención es que también la afición dé un paso adelante y mejore en varias facetas. Entendemos que aunando fuerzas podemos llegar más lejos. Se trata de trabajar todos de forma coordinada para conseguir una mayor repercusión», comenta.

El colectivo podría ser mayor, aunque ha habido grupos de aficionados burgalesistas que no han querido unirse a esta iniciativa. Para hacerlo necesitaban estar inscritos en el registro de asociaciones de Castilla y León, facilitar un CIF, un domicilio social, así como un responsable o presidente.

El principal objetivo de los seguidores blanquinegros es arropar al equipo en cada uno de los partidos. La crisis sanitaria parece bajo control, en la mayor parte de los estadios está permitido el aforo completo y ya se pueden realizar desplazamientos masivos. Así las cosas, la federación quiere empezar a llevar a cabo distintas iniciativas que tenían en el cajón a la espera de que la situación mejorara y la normalidad se implantara en los eventos deportivos.

Pretende aumentar la visibilidad de las peñas y también la de la entidad, sobre todo en la capital. «Que los burgaleses se sientan del Burgos CF, que se vean cada vez más distintivos del club en los comercios, los bares… y que haya un ambiente especial cada vez que juegue el equipo. Creo que en estos momentos se va avanzando en estos aspectos y cada vez se ve a más gente joven y niños identificados con el equipo», responde.

Rodrigo Santillán asegura que la relación con los actuales mandatarios blanquinegros es «buena» e indica que desde el primer momento «todo han sido facilidades por su parte». Ya han tenido dos reuniones y la intención es juntarse cada mes para hablar de iniciativas o de otros temas de interés. Ambas partes quieren evitar comportamientos como los que hubo en el choque contra el Real Valladolid y desde cada peña harán un esfuerzo para que no se repitan. «En este aspecto no podemos hacer mucho más. No tenemos que concienciar que ese tipo de actitudes va en contra de nosotros mismos y que al ser un equipo nuevo en LaLiga nos van a observar con más detenimiento que a otros. Ya nos han dado un toque y hay que tratar de que lo sucedido no se repita», explica.

«Disfrutar del fútbol en esta categoría y las ciudades que visite el equipo» es la principal aspiración de los seguidores blanquinegros. Lo de animar y arrimar el hombro cuando el equipo lo necesite lo dan por seguro de antemano. Quieren demostrar que la del Burgos es «una de las mejores aficiones de España», crecer junto a la entidad y aportar su granito de arena para que la escuadra burgalesista se consolide en el fútbol profesional.

La Federación de Peñas del Burgos CF se ha creado para convertirse en el nexo de unión entre el aficionado y el club. «Una de nuestras labores es escuchar a los seguidores, que nos cuenten sus inquietudes o sus ideas para mejorar y para ello no es necesario que sean miembros de ninguna peña», finaliza Santillán.