Piden 3 años y medio de cárcel por hacer carreras ilegales

P.C.P.
-
Piden 3 años y medio de cárcel por hacer carreras ilegales - Foto: Alberto Rodrigo

Fue detenido la madrugada del 5 enero, después de huir de la Policía Local en la calle López Bravo, en Villalonquéjar, a más de 180 por hora y sin luces. Dio positivo por marihuana

La Fiscalía pedirá una pena de prisión de 3 años y 6 meses y la privación del derecho de conducir vehículos a motor y ciclomotores por 5 años para un joven participante en una carrera ilegal en el polígono de Villalonquéjar, que además intentó huir de la Policía Local a gran velocidad -más de 180 kilómetros por hora- y sin luces.Cuando fue detenido, dio positivo por consumo de marihuana (THC) en la prueba de detección de drogas.Según un auto judicial al que ha tenido acceso este periódico, los hechos serán calificados como un delito de conducción con manifiesto desprecio y concreto peligro a la vida de los demás del artículo 381.1 del Código Penal.
El conductor ahora investigado fue interceptado por la Policía Local la madrugada del 5 de enero, víspera de Reyes.Según consta en el atestado, sobre las 1 de la mañana «circulaba a gran velocidad y zigzagueando mientras adelantaba a otros turismos con los que participaba en una carrera no autorizada en la calle López Bravo», uno de los escenarios clásicos de estas quedadas.
«Consta igualmente indiciariamente acreditado, según las diligencias de instrucción practicadas, que para huir de los policías que le perseguían llegó a alcanzar la velocidad de 138 km/h en tramo limitado a 50 km/h y que llegó a circular por la carretera BU-600 con las luces apagadas y a una velocidad superior a 180 km/h», añade la resolución judicial.
La misma noche de esta detención, según informó en su día la Policía Local, simultánea e independientemente al suceso anterior, se produjo una colisión entre varios vehículos que participaban en las conducciones temerarias en la zona del polígono de Villalonquéjar y la ocupante de uno de los turismos siniestrados resultó herida grave.
El conductor investigado tiene retirado el carné de conducir como medida cautelar por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Burgos, una resolución que ha confirmado la Audiencia Provincial de Burgos.
Su abogado solicitó que se le devolviera el permiso, por considerar que la medida cautelar era «totalmente desproporcionada por cuanto representa una condena anticipada por unos hechos que se refieren a una conducta esporádica por cuanto el investigado no es delincuente habitual y carece de cualquier tipo de antecedentes penales», según consta en la resolución judicial.
El investigado, agricultor de profesión, asegura que necesita el carné para desplazarse a diario a la zona de Briviesca a trabajar junto a su hermano, con el «perjuicio añadido» de que tampoco puede manejar el «tractor y resto de maquinaria agrícola», lo que entorpece «la buena marcha de la explotación agrícola familiar» que antes dirigía su padre, fallecido en abril de 2018.
La Audiencia, en consonancia con el juzgado instructor, considera que los hechos investigados son «graves» y que la medida cautelar es «adecuada, necesaria y proporcionada a dicha gravedad», por lo que seguirá sin carné de conducir.
Los mandos de la Policía Local y el fiscal delegado de seguridad vial en Burgos mantuvieron una reunión a primeros de año en la que el representante del Ministerio Público se comprometió a hacer «un seguimiento» de todos los procedimientos de esa naturaleza en los juzgados para tratar de reducir el número de carreras ilegales y combatir a los reincidentes.