Piden apoyo a la Comisaría para controlar el cierre de bares

I.E.-F.L.D.
-

La Junta Local de Seguridad de Burgos tratará hoy el asunto después de que en 2015 cesara la colaboración. La Policía Nacional solo interviene a requerimiento

Suciedad en La Flora a altas horas de la madrugada. - Foto: Alberto Rodrigo

El Ayuntamiento de Burgos ha convocado para hoy una Junta Local de Seguridad en la que pedirá colaboración a la Comisaría de Burgos para que preste ayuda a la Local en la tarea de controlar el horario de cierre de los bares por las noches. La colaboración entre ambos Cuerpos cesó en 2015 tras un año de cooperación.

En Junta Local de Seguridad en 2014 se pactó la creación de una comisión técnica para el reparto de zonas a fin de vigilar el cumplimiento del horario de cierre de los bares. De modo que la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría y la Policía Municipal se cruzaron varios correos en los que acordaron dividirse la ciudad para esta misión. En resumen, la Nacional se quedaba con Las Llanas, Fernán González, etc, y la Local con Bernardas y Bernardillas (Plaza de Roma, en Gamonal).

Pero al año siguiente, tras la promulgación de la Ley de Seguridad Ciudadana -que ya dejaba de perseguir el incumplimiento del horario de cierre de los bares- la Comisaría decidió dejar de realizar esos servicios. Y así se lo hizo saber, también por correo electrónico, la Brigada de Seguridad Ciudadana a la Policía Local. Evidentemente la Comisaría ha acudido a Las Llanas y a otras zonas de ocio a requerimiento de vecinos, pero no actúa a discreción, no va puerta por puerta por los pubs comprobando si ha echado ya o no la persiana.

Y la Policía Local echa de menos su colaboración, porque no da abasto. Y menos con el escaso personal de que dispone actualmente.  Lo curioso del asunto es que hacer cumplir el horario de cierre es competencia de la Junta de Castilla y León, pero como carece de un Cuerpo de seguridad propio ha de encomendar esa tarea a las fuerzas policiales. Y así lo hizo saber en una Junta Local de Seguridad en 2012. Asimismo es la Administración que tramita los expedientes sancionadores y la que se queda con el montante de las multas.

La anterior concejala de Seguridad Ciudadana, Gema Conde, declaró en marzo de este año que debería convocarse una Junta Local de Seguridad -prerrogativa del alcalde- para que la Policía Nacional verbalizara su oposición a cumplir aquel acuerdo de 2014 y, a partir de ahí, buscar soluciones para encarar el problema del control del horario de cierre. Y es que esta responsabilidad -como se ha dicho ya- no es competencia ni del Ayuntamiento ni del Estado, administraciones de las que dependen las fuerzas policiales que pueden controlar el cumplimiento de la ley autonómica. Y no existe ningún convenio del Ministerio del Interior con la Junta que obligue a la Comisaría llevar a cabo esa tarea, como lo advirtió el comisario, Jesús María Nogales, en una entrevista con este periódico.



Las más vistas