Muere una anciana a la que arrolló un ciclista que se saltó un semáforo

I. Elices / Burgos
-

Se bajó de la bici para ver qué había pasado y se fugó del lugar. La Policía Local no lo pudo localizar. Es moreno, unos 40 años, acento francés y vestía vaqueros cortos y camiseta clara

Dos ciclistas que iban ayer por el carril bici obsevan el paso de cebra donde se produjo el siniestro. - Foto: Alberto Rodrigo

Las diez y veinticinco minutos de la mañana de ayer, martes. María Jesús San José Catalina y su marido salieron de su casa de la avenida del Arlanzón para acudir al centro de salud de Santa Clara en una visita de rutina al médico. Esperaron a que el semáforo que regula el tráfico en la calle Cartuja, frente a la calle Molinillo, se pusiera en verde para los peatones. Cuando lo hizo cruzaron la vía y un ciclista que aún no ha sido identificado los arrolló. El impacto fue de tal violencia que la mujer, de 86 años, cayó al suelo, se golpeó la cabeza contra el asfalto y murió prácticamente en el acto. Su esposo, de la misma edad, resultó herido y fue trasladado al Hospital Universitario de la capital.
El siniestro conmocionó a la ciudad y dio origen a un encendido debate en las redes sociales sobre las obligaciones de ciclistas, peatones y conductores. Incluso en el mismo lugar del suceso algunos viandantes reprocharon a varios aficionados a la bicicleta que circularan por la acera y no por la carretera o el carril bici. El accidente de ayer se produjo cuando el ciclista transitaba por la calzada de la calle Cartuja y la Policía Local cree que no respetó el semáforo, que estaba en verde para los peatones.
Según los datos que aportaron los testigos, el ciclista que arrolló a la pareja se paró en el lugar, preguntó qué había pasado, vio a la víctima tendida en el suelo e inconsciente, y de nuevo se subió a la bicicleta para continuar hacia el centro de la ciudad, pues hasta ese punto había llegado desde el paseo de la Quinta. La Policía Local desplegó varias unidades para intentar localizar al causante del siniestro, ya que en principio se le podría imputar un delito de homicidio por imprudencia.
Las personas que presenciaron los hechos ofrecieron una descripción del individuo. Es moreno, de unos 40 años y con acento extranjero, francés según concretaron algunos de los testigos. Iba vestido con unos pantalones vaqueros cortos y con una camiseta de tonos claros. La bicicleta es de color rojizo y nadie supo concretar si portaba alguna mochila u otro elemento que lo identificara por ejemplo como peregrino. La Policía Local mantuvo el dispositivo para buscar a esta persona, pero ayer no dio sus frutos. Revisará las cámaras de las proximidades para ver si da con él.
El aviso del siniestro llegó al servicio de emergencias 112 de Castilla y León a las 10,26 horas, pero para ese momento ya había salido un médico del centro de salud de Santa Clara para atender a la mujer, si bien había ya fallecido. El hombre, I.G.R.T., de 86 años, resultó herido y una ambulancia lo evacuó al complejo asistencial de Burgos.
La Policía Local envió varias dotaciones hasta el cruce de la calle Cartuja con Molinillo con el fin de regular el tráfico durante las labores de auxilio y para acordonar la acera donde se encontraba el cadáver de la mujer. La comisión judicial llegó a las 11,20 horas. Después, los trabajadores de la funeraria San José se llevaron el cuerpo de la fallecida.