El Registro cifra en un 45% el alza de muertos en marzo

I.E.-G.G.U.
-

En ese mes de 2019 inscribió 196 defunciones y en 2020 fueron 284. El incremento puede atribuirse al coronavirus, pero no solo. Por centros de salud, el López Saiz es el que más tarjetas ha dado de baja

Un reciente entierro en el cementerio de San José, en Burgos capital. - Foto: Luis López Araico

El Registro Civil inscribió el pasado marzo 284 defunciones en la capital, lo cual supone un incremento del 44,8% con respecto al mismo mes del 2019, cuando anotó 196. Teniendo en cuenta las circunstancias, este exceso de mortalidad puede atribuirse a la infección por coronavirus, pero no solo. De hecho, la Junta anunció hace días que está colaborando con el Instituto Anatómico Forense (que depende del Ministerio de Justicia) en el análisis de los certificados, para tratar de determinar con la mayor exactitud posible cuántas personas han fallecido como consecuencia del SARS-CoV-2 en toda la provincia y no solo en la capital, a la que corresponden los datos facilitados ayer por fuentes oficiales del Registro Civil.

Lo que la Consejería de Sanidad sí sabe por sus propias fuentes de información es que, dentro del municipio y su alfoz, el centro de salud que más muertes acumula desde el comienzo de la pandemia (en Burgos, el 1 de marzo) es el Ignacio López Saiz: 65, lo cual supone un 0,40% sobre su total de tarjetas sanitarias adscritas. Ubicado tras el solar del Yagüe, es uno de los cuatro ambulatorios de la ciudad con mayor porcentaje de pacientes de más de 70 años, que son el grupo de más riesgo de que la enfermedad de las vías respiratorios que causa este coronavirus, la COVID-19, se complique. Le sigue Santa Clara, que es el que tiene el cupo más envejecido de la ciudad, con 51 tarjetas dadas de baja por defunción (0,30% sobre el total). En total, en este mes y medio de epidemia los centros de salud del municipio y entorno han perdido 369 pacientes.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)