scorecardresearch

5 increíbles platos de comida italiana desconocidos en España

Europa Press
-

Con motivo del Día Nacional del país transalpino te descubrimos los platos 'Made in Italy' menos famosos de su gastronomía, pero que conquistarán tu paladar en cuanto los conozcas

5 increíbles platos de comida italiana desconocidos en España

Marco Polo, Dante Alighieri, Leonardo da Vinci, Raffaello Sanzio, Galileo Galilei, Antonio Vivaldi o Paolo Rossi. La aportación de Italia al mundo en terrenos como los viajes, la literatura, la arquitectura, la astronomía, la música o el deporte está fuera de toda duda.

Y es que el país transalpino, pese a que culminó su reunificación en 1861 - hace tan solo 160 años - posee una historia milenaria que le convierte en la nación con más monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad, según la UNESCO, de todo el planeta. Para comprobarlo, basta con pasear por las calles de Roma, Florencia, Venecia, Nápoles, Bolonia o Palermo.

Esta tradición se refleja también en su cocina, que hicieron internacional con su carácter emprendedor y los movimientos migratorios que llevaron a parte importante de su población a Estados Unidos, Argentina, Brasil o Reino Unido. Hoy en día, es prácticamente imposible encontrar una ciudad grande sin un restaurante italiano, que ofrezca diferentes opciones de pizza, pasta o el clásico limoncello como digestivo.

Con motivo de la celebración este martes del Día Nacional de Italia, Edenred, ha seleccionado cinco platos italianos desconocidos que, si no has probado, ¡conquistarán tu paladar y tu estómago en cuanto lo hagas!

- Ensalada Avocados Parma Gorgonzola. Para los amantes de la ensalada, la cocina italiana tiene un sinfín de combinaciones. Esta en concreto tiene abundante aguacate, prosciutto di Parma (que sería el equivalente a nuestro jamón serrano) y crema de gorgonzola. Este queso, procedente de Lombardía, está hecho de pasta cremosa y untuosa y creado con leche entera pasteurizada de vaca, que cuenta con dos versiones: una dulce y otra picante. Una de las variantes de esta ensalada incluye el queso parmesano. Y es que esta localidad de la Emilia-Romaña, es una de las capitales agroalimentarias de Italia. No en vano, acoge en su término municipal las sedes de Parmalat y Barilla.

- Pizza Boom Boom Ciao. En una lista sobre platos italianos no podía faltar la pizza. Más allá de las clásicas que todos conocemos, vamos a recomendar una verdaderamente original: la Boom Boom Ciao. Consta de base de tomate de San Marzano (un clásico en Campania, región que recibió sus semillas originales de Perú en 1770, y desde entonces lo cultiva en las laderas del Vesubio), longaniza napolitana, cacciocavallo (queso elaborado con mezcla de leche de vaca, oveja y cabra en los territorios que formaban el antiguo Reino de las dos Sicilias), mozzarella, tomate semiseco rojo y orégano.

- Pinsa de Porchetta. La pinsa es un antecedente directo de la pizza, que se elabora con una mezcla de harinas, que incluye soja, trigo, arroz y aceite de oliva, generando una base más ligera y crujiente, con una fermentación que se consigue en tres días. Una de las pinsas más auténticas es la de porchetta, que además de este producto incluye mozzarella, salsa de crema de queso, aceituna, aceite de cebollino y hojas silvestres. La porchetta es un plato típico de varias regiones de Italia, si bien el más conocido es el que se consume en la Toscana, formado por carne de cerdo asada al horno de leña y condimentada con ajo, romero o hinojo.

- Pasta amatriciana. Este plato de pasta contiene cebolla y la salsa del mismo nombre, que incluye guanciale salteado con vino blanco seco, tomate y queso pecorino. Es costumbre cocinar los spaghetti y los bucatini con este producto. Su origen está en la localidad de Amatrice, en la provincia de Rieti, prácticamente en el centro de Italia. Es muy apreciada por los romanos ya que en el pasado, los pastores amatricianos se desplazaban a la Ciudad Eterna en verano para vender sus productos lácteos y la salsa amatriciana causaba furor.

- Fagottini pera e gorgonzola. Una receta de pasta diferente de los clásicos gnocchi a la sorrentina, spaghetti a la bolognesa o lasagna. Estos fagottini (que suelen estar rellenos de verduras, ricotta, cebolla y aceite de oliva) incluyen productos tan dispares como nata, queso gorgonzola, peras, nuez moscada y parmesano. Una mezcla de quesos, fruta, frutos secos y verdura que genera un sabor especial.