La mayoría de burgaleses afectados por ERTE no ha cobrado

L.M.
-

Trabajo estima que entre una quinta y sexta parte de los trabajadores (del total de unos 33.000) han recibido su cobro de marzo. Los sindicatos ven buena esta estimación y su extrapolación al caso de la provincia de Burgos

Control sanitario al turno de noche de Bridgestone en su vuelta al trabajo poco antes de las 10. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La avalancha de Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) que está soportando la Oficina Territorial de Empleo de Burgos ante el parón de la actividad económica está poniendo a prueba los mecanismos del Servicio Público de Empleo (SEPE).Primero fue el primer organismo, dependiente de la Junta, el que soportó -y lo sigue haciendo en la actualidad- la enorme cantidad de requerimientos de empresas para tratar de paliar las pérdidas derivadas del cierre de su labor productiva suspendiendo los contratos. Pero tras empezar la cascada el pasado 14 de marzo, hace ya un mes y un día, los casos se han ido derivando hasta elSEPE, que es quien debe tramitar los pagos de las prestaciones a cada empleado. Estos no deben hacer nada, solo permitir que sus compañías cedan sus datos para que se efectúe el ingreso del dinero.

Sin embargo, la enorme cantidad de ERTE ha motivado que, según cálculos estimados por la sección de Empleo regional del sindicato CCOO, apenas una quinta o sexta parte de los trabajadores burgaleses haya recibido el ingreso en su cuenta bancaria correspondiente al mes de marzo. «La mayoría se produjeron desde el 14, pero elSEPE cierra las nóminas en torno a los días 25 o 26 de cada mes, por lo que es normal que en abril hayan cobrado muy pocos», apunta SaturninoFernández, secretario de Empleo de CCOOCastilla y León, que recuerda que el dinero se empieza a percibir desde el 10.

La estimación de entre una quinta parte y una sexta es la que manejan a nivel nacional, pero Fernández admite que es perfectamente aplicable a la tesitura de Burgos. En la jornada de ayer martes, con datos hasta las 14 horas, se habían tramitado casi 5.000ERTE con 33.000 trabajadores afectados. «De los cerca de 3 millones de españoles en esta misma situación se calcula que apenas han percibido el pago entre 500.000 y 600.000», recuerda Fernández. En un primer momento han sido los empleados de sectores relacionados con la hostelería y el comercio -los primeros que se vieron abocados al cierre, y por lo tanto los que marcaron el camino de los expedientes de regulación de empleo- los que han recibido su prestación, y que en el caso de la provincia burgalesa podrían ascender a aproximadamente 5.000. «La cantidad de trabajo que tienen los funcionarios durante este último mes es enorme, ni sumando lo de los últimos años se le acerca», apunta Fernández. Concretamente, en Burgos la cifra de ERTE hasta el momento es cerca de 2,5 veces superior a todos los registrados entre los años 2005 -primer ejercicio con datos en la página web del Ministerio de Trabajo- y 2019.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)