El Vadillos y la Academia Diego Rico, de la mano

ROBERTO MENA
-

Ambas entidades han llegado a un acuerdo para trabajar de forma conjunta y unir sus esfuerzos

El Vadillos CF ha llegado a un acuerdo con la Academia Diego Rico – Fútbol Indoor Burgos para caminar unidos a partir de la próxima temporada. El objetivo el club burgalés es ofrecer a sus futbolistas «la mejor formación posible» y entiende que este convenio será beneficioso para los todos sus integrantes. Se mantendrá la rutina de anteriores temporadas -dos entrenamientos y partido de competición el fin de semana-, a la que se añadirán nuevas actividades que posibilitará esta alianza.

«Es algo a lo que veníamos dando vueltas desde hace tiempo. Lo que pretendemos es mejorar y aumentar la oferta que le podemos ofrecer a los padres. Creo que con este convenio se puede responder a las necesidades de las familias. Tendrán la oportunidad de que sus hijos entrenen, aunque posteriormente no quieran competir. Mientras que para los federados será un refuerzo que se sumará al trabajo semanal. Queremos potenciar ese aspecto lúdico y familiar que tiene el fútbol, para alejarlo de la excesiva competencia que hay incluso en categorías inferiores», explica Javier Castrillo, miembro de la directiva del Vadillos.

Gracias al acuerdo, el Vadillos potenciará varios aspectos imprescindibles en el fútbol base. Uno de ellos es la iniciación, y es que los más pequeños -escuela, prebenjamín y benjamín- podrán dar sus primeros pasos en el fútbol en las instalaciones burgalesas, mientras que los integrantes de la Academia Diego Rico tendrán la oportunidad de competir, si así lo desean, en los equipos de la entidad capitalina.

Tres jugadores del Vadillos celebran un gol conseguido en un encuentro liguero. Tres jugadores del Vadillos celebran un gol conseguido en un encuentro liguero. - Foto: Luis López Araico

Se dará también una especial importancia a la tecnificación, ya que existirán entrenamientos formativos, que estarán destinados tanto a los federados que quieran complementar su actividad semanal, como a los jóvenes que no quieran participar en competiciones. Asimismo, está previsto un entrenamiento de alto rendimiento para que los futbolistas con mayor progresión puedan potenciar sus habilidades.

Los más pequeños tendrán la oportunidad de entrenar en una instalación más apropiada, a salvo de las inclemencias meteorológicas. «En años anteriores hemos utilizado el Javier Gómez, pero no era el escenario adecuado. El cambio será beneficioso», explica Castrillo.

También se incluirá un área psicológica liderada por Jonathan Muñoz, psicólogo burgalés que actualmente forma parte del organigrama del Levante UD. Su función será la de guiar distintas actividades para fomentar el desarrollo integral de los jugadores y tendrá dos apartados fundamentales: la academia de entrenadores y la escuela de padres.

Es uno de los aspectos que más valoran en el Vadillos, ya que entienden que la formación de los técnicos es «imprescindible» para el desarrollo del futbolista. «Estoy convencido de que nos ayudará a solucionar algunos de los conflictos que ocurren a lo largo del año en los vestuarios», comenta.

Se trata de un nuevo paso adelante de un Vadillos que quiere seguir creciendo y afianzado sus bases. En la actual temporada ha contado con alrededor de 170 jóvenes futbolistas repartidos en 10 equipos federados y la escuela. Su meta es llegar el próximo curso a las «14 ó 15» escuadras y entiende que este convenio con la Academia Diego Rico – Fútbol Indoor Burgos les ayudará a dar ese paso adelante.